Todas las miradas puestas en la situación fiscal de Google en el Reino Unido

Empresas

Se acusa a la compañía de presentar informes fiscales artificiales para evitar el impuesto de sociedades en el país.

La evasión fiscal de las grandes multinacionales se ha convertido en un tema político candente a nivel internacional en un momento en el que la crisis financiera lleva a la austeridad de los ciudadanos mientras cada día se revelan los grandes beneficios que acumulan las empresas.

Como informa Reuters, los legisladores británicos están detrás de Google por supuestos informes artificiales ante el fisco nacional, investigando si la empresa realmente está actuando acorde a la ley.

De 2006 a 2011 Google generó 18.000 millones de dólares de ingresos procedentes de Gran Bretaña, según documentos legales, y pagó en impuestos 16 millones.

El gigante de las búsquedas ha manifestado que cumple con todas las normas fiscales británicas y que corresponde a los políticos cambiar la ley si no están de acuerdo con el resultado.

Sin embargo, la investigación parlamentaria se ha iniciado a raíz un informe sacado a la luz por Reuters donde muestra que la empresa lleva a cabo una actividad de ventas en el  país que después declara realizar desde Dublín.

El jefe de Google para el Norte de Europa, Matt Brittin, explicó a los legisladores en noviembre que el personal de Google en Londres no efectúa ventas a clientes del Reino Unido, pero la agencia de noticias estadounidense ha encontrado docenas de anuncios de trabajo para personal comercial, así como numerosos perfiles profesionales en LinkedIn que afirman trabajar en este área.

“El régimen fiscal altamente artificial de la compañía no tiene otro propósito que el de permitir a la empresa evitar el impuesto de sociedades en el Reino Unido“, ha afirmado Margaret Hodge, miembro del Parlemanto y presidenta de la Comisión de Cuentas Públicas (PAC).

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor