Todo lo que se llevan los ciberdelincuentes a tu costa [Infografía]

CiberguerraSeguridadVirus

Poner en marcha campañas de phishing, ransomware o basadas en troyanos les supone un gasto de partida de entre 150 y 3.000 dólares, pero lo que acaban ganando los cibercriminales es mucho mayor.

¿Cuál es el objetivo de los cibercriminales cuando distribuyen malware y emprenden ataques que ponen en riesgo la seguridad de los usuarios? No sólo es hacer el mal, sino ganar dinero.

De hecho, existen acciones que van enfocadas directamente a esquilmar las cuentas bancarias de sus víctimas. Nos referimos a aquellas que se basan en la existencia de los troyanos bancarios y que generan por cada persona contra la que se actúa una ganancia de 722 dólares.

Así lo calcula Kaspersky Lab, que va más allá y explica que, a pesar de que los cibercriminales deben invertir unos 3.000 dólares para usar este tipo de malware, al final pueden acabar ganando unos 72.000 dólares a costa de los internautas bienintencionados, o incluso más.

Y ésta no es la única forma. Con el phishing que copia la imagen de redes sociales gastan 150 dólares y recaudan unos 100 dólares por la venta de la información de cada una de las personas que van cayendo en la trampa. Con el ransomware pedirían rescates valorados también en 100 dólares tras un gasto original de 2.000 dólares para sus bolsillos.

Otros troyanos distintos a los bancarios, los que bloquean móviles, les costarían la mitad que el ransomware de cifrado y les generarían unos ingresos de 10 a 200 dólares por persona.

Imagen: Kaspersky Lab
Imagen: Kaspersky Lab
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor