Tom Tom y Garmin pierden el rumbo

Movilidad

El mercado de los dispositivos de navegación GPS ya no es tan rentable. La aparición de los móviles y la recesión económica han hecho mella en las principales empresas del sector.

A estas empresas les gustaba decir que sus GPS salvaban matrimonios. Ahora, la industria de la navegación parece haber perdido el rumbo aquejada de una economía cada vez más débil y de la competencia de los móviles con GPS integrado.
Ayer mismo, Tom Tom anunciaba que sus previsiones para el primer trimestre habían sido demasiado optimistas y que sus ventas serían de entre 260 y 270 millones de euros, menos que lo registrado en el mismo periodo del año pasado. Sus acciones cayeron un 14 por ciento en Amsterdam.

El principal competidor de Tom Tom, Garmin (más presente en Estados Unidos), tiene problemas similares, con una caída en Bolsa del 8 por ciento ayer. SIRF Technology, proveedor de chips para estos dispositivos, cayó un 7,5 por ciento.

Para muchos analistas, el mercado de los PND (dispositivos de navegación personalizada) se están quedando obsoletos. Nokia ya ha anunciado que en los próximos dos o cuatro años, la mitad de sus móviles incluirán funciones de navegación. Y mientras Tom Tom venderá entre 14 y 15 millones de dispositivos este año, Nokia venderá unos 400 millones de teléfonos, la mitad de ellos listos para incorporar el GPS.

vINQulos
BusinessWeek

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor