TomTom se mete en un lío por facilitar datos de tráfico a la policía

Empresas

Una nueva polémica sobre la privacidad de los datos se ha desatado tras conocerse que la policía de Holanda utiliza la información de tráfico aportada por TomTom para colocar radares en las zonas donde se circula a mayor velocidad.

Es decir, que la compañía de servicios de navegación TomTom ha estado facilitando datos recogidos por los GPS de sus miles de usuarios a la policía para que éstos puedan colocar los radares en los puntos donde mayor cantidad de multas pueden poner.

TomTom ha reconocido que ceden esos datos de forma anónima a las autoridades, aunque la compañía asegura que el objetivo es que éstas conozcan de forma más detallada los puntos donde el tráfico es más denso y puedan aumentar la fluidez de la circulación y la seguridad.

Pero un diario holandés ha asegurado que estos datos también son utilizados para elegir la colocación de los radares en lugares donde se suelen superar los límites de velocidad. Además informan de que los datos son extraídos por una tercera empresa de los GPS y vendidos a la policía.

“Fomentamos de manera activa el uso de esta información porque creemos que podemos ayudar a hacer las carreteras más seguras y menos congestionadas”, aseguran desde TomTom, y reconocen que la policía la ha utilizado para situar los radares en “lugares peligrosos”.

No obstante, son conscientes del malestar que esta polémica ha creado entre sus usuarios y aseguran que están “estudiando cómo podemos parar este tipo de utilización”

La división española de TomTom ha descartado que este tipo de prácticas se estén llevando a cabo en España.

 

vINQulos

The Wall Street Journal,The Register

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor