Toshiba vende más ordenadores en España, pero su facturación no crece

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresasFacturaciónGestión Empresarial

La compañía ha presentado los resultados del ejercicio fiscal 2009, en el que facturó 357 millones de euros, cinco menos que en el periodo anterior.

Alberto Ruano, director general de Toshiba para España y Portugal, echa manos de las cifras presentadas ayer por AETIC respecto al sector TIC en nuestro país no para reir pero sí al menos para esbozar una sonrisa con las cifras de su compañía.
Toshiba España cerró su ejercicio fiscal 2009 el pasado 31 de marzo, y esta mañana ha presentado en Madrid las cuentas a los medios de comunicación. “Teniendo en cuenta que el sector TIC en España decreció un 9% y que se destruyó un 5% de empleo, podemos darnos por satisfechos”, señalaba Ruano.
La compañía facturó 352 millones de euros durante el pasado ejercicio fiscal en España y Portugal, una cifra muy similar a la de 357 millones de euros que se registró en el ejercicio 2008. “Nos mantenemos y no sólo no destruimos empleo, sino que lo creamos”, apuntaba durante la presentación Alberto Ruano.
Sólo en España se facturaron 232 millones de euros, creciendo así  un millón de euros con respecto a los 231 que se facturaron en el ejercicio anterior.
Algunas divisiones de la compañía sí han registrado importantes crecimientos, como el área de Informática. De hecho, Toshiba España vendió un 21% más de ordenadores portátiles entre el 1 de abril de 2009 y el 31 de marzo de 2010. Según cifras de la consultora GFK, la compañía vendió 457.077 equipos.
Sin embargo, ese crecimiento no ha servido para elevar las cifras de facturación porque la mayor parte del crecimiento en ventas lo han experimentado los netbooks, cuyo importe es sensiblemente inferior.
Otras divisiones también han registrado crecimientos, como la de pantallas LCD, en el que se ha crecido un 9%, e incluso en el difícil mercado del DVD, en el que se ha crecido un 80%.
“Especial satisfacción nos produce la división de accesorios y productos digitales”, reconocía Ruano. Esta pequeña división de la compañía, en la que sólo trabajan tres personas, ha facturado 24 millones de euros en el ejercicio, lo que significa un 29% más y representa al mismo tiempo el 7% del total de la compañía en España.
Las cifras de la compañía en España y Portugal han servido para compensar la facturación global de la compañía. “Hemos conseguido compensar y obtener un año de equilibrio. Además hemos contenido en nuestros resultados el contínuo ajuste de precios de este sector con crecimientos en las ventas en todas las familias de productos”, señaló Ruano.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor