Toshiba utilizará los paneles LCD de Sharp

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresas

El fabricante japonés deja atrás sus líneas de plasma y retroproyección para centrarse en el cristal líquido.

Hasta ahora no ha habido un claro sucesor del tubo de rayos catódicos, por más que desde hace años se pregona su desaparición. Los tres formatos que se disputan la sucesión, LCD, plasma y retroproyección, no acaban por confirmarse como el heredero indiscutible.

La retroproyección perdió terreno desde un principio, en parte debido a la agresiva política de precios de los fabricantes de plasma. Las pantallas LCD, por su elevado coste, parecían únicamente orientadas a tamaños menores de las 30 pulgadas, mientras las pantallas de plasma parecían claramente destinadas a dominar los grandes formatos.

Sin embargo, la fabricación de LCD se ha abaratado, como su precio de venta al público. Según las estimaciones de analistas citados por The Wall Street Journal, los precios de las pantallas LCD han caído entre un 25 y un 30 por ciento el año pasado, mientras ya hay disponibles pantallas de 40 ó 50 pulgadas. Además, las pantallas de plasma tienen un periodo de vida menor.

LCD es, pues, el formato que marca la tendencia. En este contexto, Toshiba ha dado marcha atrás a otros formatos y ha llegado a un acuerdo con Sharp para utilizar sus paneles LCD. Sharp, por su parte, comprará a Toshiba, como parte del acuerdo, más chips de procesamientos de imagen de los que necesita para sus LCDs.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor