Toshiba España retrocede en facturación, aunque aumenta en volumen de ventas

Empresas

La compañía factura un 2% en FY08 menos que en 2007, aunque consigue cifras record como un alza del 21% en ventas de portátiles y un 118 en LCD.

Toshiba España acaba de presentar sus resultados para el año fiscal de 2008, unas cifras con su parte positiva y negativa pero que han permitido a la firma hablar de éxtio.
La filial de la compañía ha cerrado 2008 con una facturación de 351 millones de euros, un 2% menos que en el año fiscal precedente, a pesar de unos muy buenos resultados de ventas.
“En un mercado en crisis, una primera marca como Toshiba debe mantener sus rasgos diferenciadores”, ha explicado el director general de la compañía, Alberto Ruano, al tiempo que ha  reconocido  que en esta apuesta se encuentra la clave del éxito.
“Esta estrategia ha permitido también que la compañía haya mantenido todos los puestos de trabajo, tanto directos como indirectos, en unos momentos adversos”, advirtió.
La compañía ha cerrado cifras record en algunos de sus segmentos de mercado: las ventas de portátiles han aumentado en un 21% las ventas de portátiles y en un 118% las de pantallas LCD. Los nuevos dispositivos es otro de los sectores en los que más han crecido las ventas: este área de negocio ha crecido un 47,9% .
“Existe una fuerte demanda de productos marca Toshiba para los nuevos usos que están conformando una nueva realidad digital”, apunta Ruano que destaca como los usuarios cada vez requieren más “dispositivos convergentes, fáciles de usar, fiables, con gran conectividad y atractivos en cuanto a diseño”.
Netbooks
La compañía continúa apostando por su visión de los miniportátiles como un segmento de negocio que complementa a otro, en lugar de sustituirlo. Toshiba España no considera que los netbooks vayan a ocupar el espacio de los portátiles, sino que se van a convertir en segundos o terceros equipos.
“Es un mercado que aún tiene que definirse y en el que estaremos presentes, pero del cual hasta la fecha, se ha abusado un poco fundamentalmente por el bajo precio de los dispositivos”, asegura Alberto Ruano, que ha recordado una vez más que estos equipos “no son ordenadores portátiles, son otro tipo de dispositivos”.
A pesar de esta visión completamente diferente de la competencia no ha lastrado las ventas de Toshiba: este segmento ha crecido un 10% en cuota de mercado en el país.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor