Toshiba lanzará en noviembre su netbook

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresas

La división española de la compañía crece un 23% en el primer semestre de 2008 y obtiene una cifra de negogio de más de 146 millones de euros.

Toshiba no se queda atrás en la lucha por el mercado de los portátiles de bajo coste.
La compañía acaba de anunciar que en noviembre presentará su propio modelo de netbook, que llegará al mercado a un precio de 390 euros y en dos versiones de 120 y 160 gigas de disco duro.
“Es importante que el usuario sepa que no es un portátil”, puntualizó esta mañana el director general de la compañía, Alberto Ruano, en un encuentro con los medios.
“La competencia lo ha sacado”, apuntó, “por lo que debemos tenerlo, pero la estrategia es otra”. Ruano recalcó que Toshiba seguirá centrada en el mercado de los portátiles, un segmento en auge dentro del general de los equipos personales y profesionales.
Por el momento, esta estrategia les está dando resultados. La compañía ha crecido durante su primer semestre (abril a septiembre) un 23 por ciento, lo que le ha permitido conseguir una cifra de negocio de 146,6 millones de euros a pesar de la crisis.
“El sector de las nuevas tecnologías sigue demandando productos y tenemos que hacer que siga siendo así”, recalca Ruano. “Espero que este sector sufra menos que otros la situación general”.
Estrategia y resultados
Los buenos resultados tienen su base, de forma especial, en el crecimiento de la presencia de Toshiba dentro del B2B. La firma vivió un aumento del 40 por ciento en el mercado profesional, porque “hemos ganado el 90 por ciento de los grandes concursos de la Administración”.
Toshiba espera, además, hacerse con los próximos tres grandes concursos que el Gobierno convocará antes del cierre del año fiscal de la compañía, en marzo de 2009.
Además, la firma continuará manteniendo su estrategia de no entrar en guerras de precios y de mantener la calidad y la inclusión de novedades y exclusivas como diferencial frente a la competencia.
“Cada vez que ha habido una crisis”, apunta Ruano recogiendo la experiencia de sus más de 120 años de historia, “la mejor forma de salir de ella es ser tecnológicamente diferentes en vez de bajar precios“.
Las previsiones para el cierre de año son optimistas. Toshiba espera cerrar con un crecimiento en torno al 5 por ciento y una facturación de más de 380 millones de euros.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor