Toshiba se conforma con igualar la facturación de 2007

Empresas

Próximo al cierre del año fiscal, Pablo Romero, director de Marketing del fabricante, rebaja las previsiones y fija un objetivo más asequible.

El próximo 31 de marzo Toshiba dará por cerrado su año fiscal y las previsiones son más bajas de lo que en un principio se pensaba. Así lo ha señalado hoy su director de Marketing, Pablo Romero, durante la presentación de la nueva gama de portátiles profesionales que la compañía ha realizado en Madrid.
“El año pasado pensábamos que creceríamos, de forma más modesta que en otros ejercicios, pero creciendo. Sin embargo con la complicada situación económica que se está viviendo a nivel global, el objetivo por el que estamos trabajando fuertemente es conseguir al menos igualar la facturación que tuvimos en 2007”, ha señalado.
Romero ha destacado sin embargo que el número de unidades vendidas sí será mayor al del ejercicio precedente. De hecho ha cifrado en 400.000 el número de ordenadores portátiles que habrá vendido la compañía en España al final del ejercicio 2008. “Si contamos Portugal, rebasamos las 600.000 unidades”, ha establecido el directivo.
El director de Marketing también ha hecho referencia al fenómeno de los mini-PC, que han revolucionado el mercado y que también pueden dirigirse al mercado profesional. “No como sustitutos de otros equipos, pero sí como complementos”, ha señalado. En este sentido Ángel Medina, responsable del desarrollo de negocio de Toshiba en España, ha asegurado que serán los sustitutos de las PDA.
La compañía ha mostrado así sus miniportátiles y otros equipos que componen la gama profesional. Todos se caracterizan por su ligero peso (menor a dos kilos) y entre ellos destaca el Portégé R600, que sin unidad de DVD queda en 700 gramos.
Más información en Vnunet.
 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor