Tras Flame están los Estados Unidos e Israel

EmpresasSeguridadVirus

El objetivo principal habría sido recopilar información del programa nuclear de Irán.

Kaspersky la calificó como el arma de ciberataque más sofisticada jamás vista. Posteriormente, se supo que tenía una relación con otra poderosa arma de ciberespionaje, Stuxnet, que puso en jaque a la muy crítica industria nuclear.

Cuando fue descubierta, los expertos en seguridad coincidían en que para la construcción del virus Flame, habría sido necesaria una importante inversión, tras la cual sólo podía encontrarse una institución, persona jurídica y organización importante.

The Washington Post informa hoy, tras consultar fuentes solventes, que tras Flame están agencias de inteligencia como la CIA, el Pentágono y entes israelíes, lo que compromete directamente a los gobiernos de Estados Unidos e Israel, según informa The Washington Post.

El arma política, habría sido ideada con la intención de recopilar información sensible de equipos de diferentes países, aunque se pone especial énfasis en Irán y en su programa nuclear tan controvertido y denunciado por agentes internacionales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor