Tras la compra de ONO, Vodafone y Orange redefinen su acuerdo en fibra óptica

EmpresasOperadoresRedes

Se mantiene el objetivo inicial de alcanzar con el despliegue conjunto a 3 millones de hogares españoles en septiembre de 2015.

Aprobada por las autoridades de competencia la adquisición de ONO por Vodafone, Orange y la operadora británica han acordado adaptar la ejecución del acuerdo que suscribieron en 2013 para desplegar en España, de forma complementaria y coordinada, dos redes de fibra óptica hasta el hogar (FTTH).

El objetivo de la revisión del contrato es adaptarlo al nuevo contexto creado por la compra de ONO.

Así, Vodafone prestará un servicio mayorista de banda ancha fija ultrarrápida a Orange, utilizando la red de fibra de ONO, en 1 millón de unidades inmobiliarias. Con esto, se mantiene el objetivo inicial del acuerdo de compartir 3 millones de unidades inmobiliarias en septiembre de 2015.

Por otro lado, la redefinición de la alianza entre ambas operadoras supone una extensión del acuerdo en la compartición de despliegues futuros.

Las compañías se darán mutuamente acceso mayorista a los despliegues adicionales que pueda hacer el otro, siempre que haya acuerdo de las partes en cada caso concreto.

De esta manera, el total de hogares compartidos seguirá repartido al 50/50 por cada una de las telecos.

Hasta la fecha, el despliegue conjunto de Vodafone y Orange ha alcanzado 800.000 unidades inmobiliarias en 12 ciudades españolas.

Se trata de Alcorcón, Alicante, Badalona, Barcelona, Córdoba, Hospitalet de Llobregat, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza, donde ambas compañías ya están comercializando sus servicios de fibra.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor