Tras las vacaciones, se necesitan 30 horas para poner el correo electrónico al día

Workspace
4 12 No hay comentarios

Los trabajadores, que se cogen medio mes de descanso en verano, tardarían unos 90 segundos en abrir y cerrar cada mensaje de los 80 diarios que suelen recibir.

Todos los años ocurre lo mismo. Al volver a la oficina, tras las vacaciones de verano, los empleados se encuentran con sus bandejas de correo electrónico saturadas. Y esto consumirá recursos durante los primeros días.

De hecho, la plataforma web y móvil Noysi estima que la tarea de actualizar el correo tras el descanso veraniego puede requerir más de 30 horas de trabajo. O, lo que es lo mismo, habrá que dedicar casi 5 jornadas laborales al simple hecho de “abrir y cerrar correos electrónicos”.

Y la cifra final se podría incluso incrementar si se tiene en cuenta todo el tiempo que se pierde en leer y en responder estas comunicaciones y en gestionar adjuntos, o si se habla de casos muy concretos como los de comerciales, profesionales de recursos humanos o miembros del servicio de atención al clientes, por ejemplo.

¿Cómo llega Noysi a esta conclusión, a esa media de 30 horas? Según ella misma explica, tras multiplicar 15 días laborales usados para vacaciones por 80 emails recibidos al día, que sería al parecer lo más habitual para cada empleado, por 90 segundos que se tardaría en abrir y cerrar mensajes más volver a concentrarse en la siguiente tarea.

Así, el “estrés posvacacional no sólo se debe al cambio de una playa paradisíaca por una oficina con paredes”, señalan desde Noysi. “A lo que todos estamos temiendo es a la bandeja de entrada de nuestro gestor de correo”.

¿No sabes cómo aplacar ese estrés de la “vuelta al cole”? Repasa nuestro artículo “5 consejos para evitar la depresión posvacacional“.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor