Tras salvar a Qimonda, Infineon trata de salvarse a si misma

Empresas

La compañía acaba de anunciar que ampliará su capital para intentar solucionar los graves problemas financieros en los que se encuentra sumida.

Solventados los problemas de Qimonda, Infineon puede concentrarse en si misma y en arreglar sus propios problemas.
La compañía acaba de anunciar, en la invitación a su junta de accionistas de febrero, sus intenciones de ampliar su capital con la salida a bolsa de un nuevo paquete de acciones.
La firma quiere conseguir una liquidez de 450 millones de euros, tal y como publica Bolsamania, por lo que intentará convencer a sus accionistas de la importancia de este plan para frenar los efectos de la crisis en la que se encuentra sumida.
Infineon cerró el Q4 con unas pérdidas millonarias, superando los 700 millones de euros en el balance negativo. La firma anunció entonces que lanzaría un plan de rescate en el que incluiría la venta de Qimonda, su filial y especialmente deficitaria, venta que asumía difícil.
Ahora, arreglada en parte esa parte del problema gracias a la intervención de las autoridades germanas y de un banco portugués, la firma puede concentrarse otra vez en sus propios problemas.
Por el momento, la ampliación de capital ha sido muy bien recibida por los inversores, propiciando una subida del valor de las acciones muy elevada.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor