Tres años después de la llegada de Marissa Mayer, sin grandes innovaciones, las acciones de Yahoo bajan

Empresas
1 0 1 comentario

Hace tres años comenzó a producirse una pequeña gran revolución en Yahoo. Antaño su nombre era casi equivalente a lo que hoy puede suponer Google pero precisamente la llegada de la empresa de Mountain View (entre otros factores) hicieron que todo cambiase y Marissa Mayer llegó al cargo de CEO con un brío inédito. Con un indudable (aunque tampoco espectacular) crecimiento en las cifras de negocio conseguidas desde entonces (y con múltiples compras de pequeñas empresas por el camino) los resultados no han estado a la altura de las expectativas.

Después de tres años desde que Marissa Mayer accedió a la dirección de Yahoo para muchos lo único que ha conseguido es titulares a base de compras. Y es que durante un buen trecho de sus primeros compases como CEO de la empresa no pasaba un mes sin que se informase sobre la compra (mediando una buena cantidad de millones de dólares) de alguna pequeña o mediana empresa por parte de Yahoo.

La acumulación de las mismas casi auguraba un futuro revolucionario en el que insospechados avances y/o desarrollos provenientes de esas adquisiciones terminasen enriqueciendo el ecosistema Yahoo. Pero hasta el día de la fecha seguimos esperando.

Pasa el tiempo y los mercados están empezando a reaccionar ante la falta de frutos significativos en Yahoo, cuyas acciones han perdido un 25 % de su valor desde el mes de mayo. Y mientras el propio equipo de la empresa parece haber tirado la toalla a la hora de ofrecer alguna novedad capaz de impactar. En ese sentido resulta significativa la reciente renuncia en su puesto de Jacqueline Reses, mano derecha de Mayer hasta hace tan solo unos días, recientemente fichada por Square, siguiendo los pasos en su abandono del proyecto Yahoo de otros destacados directivos.

Estos recientes abandonos también pueden interpretarse como un fin de ciclo de Yahoo, no solo tras haber hecho acopio de la mencionadas pequeñas y medianas start ups adquiridas a lo largo de los últimos años sino por la cada vez más cercana salida del accionariado del gigante chino del comercio electrónico Alibaba, de la que Yahoo posee un 15 %. Esa participación es realmente el gran triunfo de la gestión de Mayer al frente de Yahoo, y los rendimientos llegarán cuando cristalice la operación, incluso a pesar de que las autoridades tributarias estadounidenses no van a dar su brazo a torcer para satisfacer la demanda de rebaja fiscal en cuanto a los impuestos que se devengarán por tan millonaria operación, pero a pesar de ello en Yahoo ya han dejado claro que continuarán adelante con su desinversión en Alibaba.

No obstante los buenos rendimientos que dé para sus accionistas esta operación siguen sin respaldar la buena marcha en el que debería ser su negocio principal (y propio): el desarrollo tecnológico.

vINQulo

Business Insider

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor