Tres ciberestafas navideñas y seis consejos para evitarlas

Seguridad

15,2 millones de internautas ya compran online. Aumenta su número y se multiplican las transacciones al acercarse la Navidad, pero también redoblan sus esfuerzos los ciberdelincuentes, que intentan sacar provecho de ello.

La Navidad es uno de los periodos en los que se intensifican las compras por Internet, así como los intentos de estafa. A través de un comunicado, G Data ha revelado las tres estafas más frecuentes en época navideña. La primera son las notificaciones procedentes de servicios de mensajerías y entrega de paquetes. Y es que los estafadores llevan tiempo  inundando la Red con correos electrónicos enviados en nombre de reputadas empresas de mensajería en los que muestran facturas y solicitan todo tipo de confirmaciones. Los mensajes sugieren que el paquete en cuestión no se pudo entregar o aluden a ciertos recargos por las entregas realizadas solicitando al usuario nuevos pagos y confirmación de datos personales.  Además, estos correos pueden llevar archivos adjuntos capaces de infectar el ordenador con todo tipo de programas espía.

En segundo lugar, identifican las gangas y artículos de lujo a precios de escándalo. Suelen llegar en correos electrónicos donde los estafadores prometen productos de marcas exclusivas a precios ridículos. Los enlaces a estas ofertas nos conducirán a páginas infectadas de malware o a falsas tiendas online capaces de robarnos nuestros datos bancarios y personales durante el proceso de compra.

Las tarjetas navideñas fraudulentas son otro de los intentos de estafa más populares. Suelen incluir adjuntos con malware o bien enlaces que dirigen a websites infectados.

Seis útiles consejos

Junto a las estafas, G Data ofrece seis consejos para comprar en Internet con seguridad. El primero, equipar su PC con una solución antivirus. La suite de seguridad debe incluir, al menos, protección antimalware, filtro antispam, cortafuegos, protección de navegación web en tiempo real y protección de banca online.

En segundo lugar, es preciso mantener el sistema operativo, navegador y resto de aplicaciones actualizados. Así se evitará que los cibercriminales abusen de uno de sus amenazas más frecuentes: la explotación de brechas de seguridad no parcheadas.

El tercer consejo es asegurar su banca online. Cuando compre online o realice transferencias bancarias, asegúrese de que usa un sistema de doble autenticación (una contraseña inicial más un código enviado al móvil del titular de la cuenta corriente, por ejemplo).

Examinar la tienda online  es la siguiente advertencia. Hay que echar un vistazo a la tienda online donde se ofrece el artículo o el servicio que desea adquirir, leyendo las condiciones legales, los conocidos como “términos y condiciones”, así como todo lo referente a costes extra de transporte o de cualquier otro tipo. Si la tienda online levanta sospechas o no es especialmente conocida, es recomendable averiguar si está en alguna lista negra y localizar información sobre el servicio prestado en determinados foros.

El penúltimo consejo es que el correo spam debe ir directo a la papelera. Y bajo ninguna circunstancia deberían abrirse sus archivos adjuntos ni sus enlaces. Estos pueden conducir a falsas tiendas online, a servicios de pago fraudulentos o provocar la descarga de algún archivo infectado.

Por último, G Data recomienda permanecer atento a su navegador durante el proceso de pago, para asegurarse de que los datos se transfieren de forma cifrada. Pistas de que esto es así: el candado en la barra de dirección, la abreviatura ‘https’ y el fondo verde que utilizan muchos navegadores. Asegúrese también de que el dominio mostrado se corresponde con el del sitio que quiere visitar, pues los estafadores utilizan dominios con alguna variación mínima y poco perceptible para llevar a los internautas a sitios falsos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor