Las tribulaciones de Google Books en China

Empresas

Tras las acusaciones de infracción de los derechos de autor por parte de los escritores chinos, Google propone un acuerdo para solucionar el problema, cuya resolución se ve difícil.

Hace unos días, la Sociedad China de Derechos de Autor (CWWCS) acusó a Google de digitalizar y colocar en su biblioteca digital, Google Books, cerca de 18.000 libros de 570 autores chinos, sin su permiso y sin una compensación, de los que unos 80 escritores habrían solicitado ser resarcidos por ello.

Google respondió a estas acusaciones asegurando que tenía el permiso de 50 editores chinos que dejaron digitalizar más de 30.000 libros que se pueden encontrar con una búsqueda, y que con ello cumplía con las leyes internacionales de copyright.

Ahora, a través de un comunicado enviado al diario China Daily, la compañía estadounidense ha informado que podría elaborar un nuevo acuerdo para terminar con el problema de los derechos de autor en China, para lo que “escuchará con atención todas las preocupaciones que han podido surgir y trabajará duro para hacerlas frente”. Google reitera asimismo que “el objetivo de Google Books es llevar al alcance de millones de personas en el mundo libros difíciles de encontrar”.

Dicho acuerdo podría asemejarse al alcanzado con los editores y autores estadounidenses, por el cual reciben el 63 por ciento de los beneficios que suponga la digitalización de sus obras. Pero parece que esta propuesta de acuerdo no ha sido bien recibida por parte de la  CWWCS, cuyos responsables exigen que Google admita la infracción, se disculpe y autorice una negociación oficial para discutir compensaciones especificas con los autores chinos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor