Trucos para desarrolladores de apps móviles que quieren atraer usuarios

AppsMovilidad

El triunfo de una aplicación móvil, como el de cualquier otra pieza de software, se medirá por el número de descargas o el de personas que disfrutan al utilizarla. AppsBuilder nos deja seis secretos para el éxito.

Las aplicaciones constituyen una de las claves para el éxito de los diferentes sistemas operativos móviles que se encuentran disponibles en el mercado y de los que quieren abrirse un hueco. Si existe un buen número de apps compatibles con una plataforma, y si además son populares, interesantes y de calidad, ésta ya tendrá unos cuantos puntos a su favor. Cualquiera que se compre un terminal nuevo y se encuentre ante la disyuntiva de elegir, preferirá partir de una selección abundante que verse limitado en sus opciones. Aunque no todas las aplicaciones valdrán lo mismo. Los usuarios apreciarán unas más que otras, por lo que lanzarse a la aventura de crear para el móvil no implica una apuesta de ganancias seguras desde el punto de vista del desarrollador.

Las aplicaciones que se diseñan para smartphones y tabletas necesitan cumplir con una serie de pautas propias para triunfar. Y tú no estarás solo en ese propósito. Con la popularización de los dispositivos con conexión a Internet que se pueden llevar encima, en el bolso o en el bolsillo del pantalón para mantenerse localizado e informado en todo momento y en cualquier lugar, se han incrementado los trabajos de desarrollo móvil. La competencia a día de hoy es feroz. Te encontrarás con ideas similares y la necesidad de destacar, por lo que no valdrá con subir una aplicación a un soporte oficial y esperar a que las descargas vayan llegando, una tras otra. Detrás tiene que haber, por descontado, un buen desarrollo, también un esfuerzo de promoción y, además, conocimientos sobre el funcionamiento interno de las propias app stores.

Esto último no debe pasarse por alto, porque las app stores son el rincón oficial al que acudirán los usuarios móviles para engrosar su colección particular de software con ciertas garantías. Está bien mover las apps en redes sociales, acudir a foros, hablar con los medios y crear una página web que contribuya a la difusión. El caso es que al final tendrás que redirigir toda esa expectación a las tiendas. A este respecto, AppsBuilder ha recopilado una serie de pautas que conviene seguir para que una aplicación se dé a conocer entre la gente, sin necesidad de gastarse grandes cantidades de dinero y aportando la añorada visibilidad. Basta con aprender a aprovechar los recursos de los mercados de apps. Y nosotros, desde Silicon Week, os trasladamos los consejos de esta plataforma. Serían los siguientes:

1. “Las palabras clave no han muerto”:

Para existir, los demás deben ser capaces de encontrarte sin poner demasiado esfuerzo en su búsqueda. Ellos pueden querer usar tu producto y deberán dar el paso para conseguirlo, pero eres tú el que de verdad los necesitas para crecer, así que no les hagas perder el tiempo ni les obligues a dar demasiadas vueltas hasta descubrir tu aplicación. Sé directo. Para entregarle a los usuarios justo lo que desean, tendrás que ponerte en su piel y adelantarte a sus movimientos. ¿Qué harías tú en su lugar? ¿Cómo buscarías una aplicación como la que ofreces? ¿A dónde te dirigirías? Tener visibilidad es fundamental en un mundo tan reñido en aportaciones como el móvil. Una forma de ganar presencia entre el resto de aplicaciones rivales que se promocionan en la misma tienda es eligiendo las palabras clave correctas cada vez que te refieras a tu desarrollo, y deberás hacerlo en un espacio breve de poco caracteres. Una es su nombre y otras de ellas tendría que ser su función. Según AppsBuilder, lo mejor es no perderles la pista y revisar esta especie de localizadores con cadencia semanal para asegurarse de que funcionan.

2. “El icono, la tarjeta de visita”:

Fuente-Shutterstock_Autor-Maxx-Studio_apps-aplicacionesLas palabras son importantes, incluidas las utilísimas palabras clave. Pero la imagen también lo es. Y mucho. No nos referimos únicamente al gancho que tienen aquellas aplicaciones móviles con diseño cuidado al máximo, que entran directas por los ojos. Ni tampoco a la garantía de fiabilidad que el mimo por el detalle causa entre los usuarios, que asociarán las horas de trabajo invertidas por quienes desarrollan con un resultado que sólo pueden conseguir auténticos profesionales. También hay que prestar atención al logo que representa a tu app. Antes de proporcionar más información, el logo de tu aplicación será una de sus cartas de presentación ante el mundo. Procura que capture la esencia de tu idea. A veces crear algo sencillo resulta complejo, pero tendrás que esforzarte. Si quieres que tu icono se visualice de manera correcta en las pantallas más bien reducidas de los móviles, no le añadas demasiados detalles. Aquí deberás hacer un trabajo de contención.

3. “No te olvides de los screenshots”:

Ya has dado el primer paso. Ya has captado la atención de potenciales clientes con palabras clave y logo. ¿Y ahora qué? Tras el icono de presentación llegarán los pantallazos de la aplicación o screenshots, como se dice en inglés. Las tiendas de software para dispositivos móviles permiten incluir una serie de imágenes representativas de tu aplicación para que el usuario pueda hacerse una idea de qué es lo que se va a encontrar incluso antes de pinchar en el botón de descarga. Y así atreverse a pulsar en él sin miedo. Es parte de tu escaparate para el mundo, así que no te saltes este paso. Demuestra que confías en la interfaz que has inventado y muestra a los potenciales usuarios el aspecto de tu aplicación, sus funciones principales y aquellos detalles de los que estás más orgulloso. Bucea en su contenido e invita a los demás a que lo hagan contigo. Los expertos hablan de dar un toque personal e incrustar declaraciones en los propios screenshots. Hagas lo que hagas, lo más importante de todo es que seas honesto y no intentes vender algo que no puedes ofrecer.

4. “App previews y propuesta de venta”:

Las imágenes no sólo pueden ser estáticas. ¿Qué pasa con los vídeos? Éstos también tienen cabida en el mundo de las aplicaciones móviles y en las propias tiendas. De hecho, se cuelan entre los elementos de promoción que deberías en tener en cuenta para darte a conocer entre la gente. Son un recurso fantástico con el que dar un paso más allá y explicar de forma rápida, pero precisa, qué es lo que ofrece tu aplicación, cuáles son sus puntos fuertes y por qué habría que descargarla. Eso sí, no te pases de innovador ni juegues con la abstracción. Muestra tu aplicación a pleno rendimiento y prueba, por ejemplo, a incorporarla en algún caso práctico de uso. Recuerda que partes de cero y que, al final, el objetivo será convencer a los usuarios para que se conviertan en nuevos miembros de tu comunidad. Desde AppsBuilder desaconsejan la inserción de audio explicativo para que cualquier persona, hable el idioma que hable, lo entienda a la primera, aunque siempre se puede probar con el inglés como idioma “universal” o los subtítulos.

5. “Aprovechar las descripciones y actualizaciones”:

Fuente-Shutterstock_Autor-Sergey Nivens_movilidad-movil-apps-aplicacionesLas imágenes suelen ser más agradecidas, porque en ellas se puede resumir ideas que en palabras llevaría más tiempo y esfuerzo descriptivo. Pero eso no significa que con la parte visual esté todo hecho. En primer lugar, hay que crear una descripción certera sobre la aplicación en forma de texto, decir quién está detrás de ella, encuadrar esta app dentro de una categoría y resumir sus funcionalidades. AppsBuilder anima a citar los logros que se han conseguido hasta la fecha para darle más empaque, esto es, si se tienen. Y, a medida que vayas publicando actualizaciones, recopila en un listado cuáles son las novedades que las caracterizan y las vuelven diferentes a lo que se ofrecía con anterioridad. Tampoco dejes de indicar los requisitos de hardware y especifica cuáles son los dispositivos compatibles con tu app. Teniendo en cuenta la diversidad de versiones que existen de los diferentes sistemas operativos al alcance de los usuarios y la dificultad de soportarlas todas, es muy probable que sólo las más recientes sean las elegidas. Pero acláralo, no lo des por sentado.

6. “Comentarios y calificaciones”:

Cuando el lanzamiento comience a surgir efecto y las instalaciones se vayan sucediendo, una tras otra, llegarán las primeras reacciones. No hace falta salir de la tienda en la que hayas publicado para saber qué es lo que piensan los usuarios de la diversa colección de software a su disposición, incluida tu app, o cómo se está comportando. De hecho, el sistema de votaciones que se ofrece en estos contenedores le servirá a dicha aplicación para subir o perder posiciones, impulsada por la propia fuerza del público. A la hora de la verdad serán los usuarios quienes harán que se convierta o no en un éxito. Y tu aplicación no sólo se moverá por cuestión de rankings, también será objetivo de críticas y acabará recopilando comentarios escritos por las personas que la han probado. Aprovecha estos comentarios para tratar con tus usuarios de tú a tú. Agradece las valoraciones positivas e intenta buscar una solución a las más duras, haciendo las modificaciones precisas en tu desarrollo. Quien tenga dudas antes de descargar la app, se fijará en la opinión de terceros para tomar una decisión. Y también valorará tu interacción. ¡Tenlo bien presente!

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor