Trucos para proyectores: Mucho más que el cine en casa

Cloud

Retroproyección, proyección frontal, tiro corto, pantallas táctiles, LCD… Los proyectores profesionales son mucho más que únicamente el cine en casa aplicado a la oficina.

Unos pocos conocimientos prácticos y algunos trucos nos permitirán ir más allá de las meras presentaciones y transformar el proyector en una herramienta de negocios. Y es que conociendo tus opciones puedes salir airoso la próxima vez que alguien te pida que le recomiendes un proyector o una pantalla de gran formato.

proyectorsanyo.jpg

Piensa en un proyector para aplicaciones profesionales e imaginarás probablemente un proyector frontal típico instalado en el techo de una sala de reuniones o, quizás, sobre una mesa o escritorio, proyectando la imagen desde algún punto situado delante de la pantalla. No obstante, hay otras opciones. Y merece la pena conocerlas porque la próxima vez que alguien de tu empresa te pida que le recomiendes un proyector—o cualquier dispositivo de visualización de gran formato para esta materia—quedarás la mar de bien y le dirigirás en una dirección que ni siquiera sabía que existía.

Proyectando una imagen

Muchos clientes creen que los proyectores para presentaciones son fundamentalmente artículos de consumo. Se equivocan. Hay diferencias esenciales entre un proyector y otro. La más importante para el propósito de este artículo es la distancia de proyección, que no es otra cosa que la distancia que debe existir entre el proyector y la pantalla para restituir una imagen de un tamaño concreto.

Tiro estándar

En líneas generales, los proyectores pueden tener un tiro estándar, corto o ultracorto. Esta clasificación resulta imprecisa si no profundizamos en las diferencias que existen entre unos y otros, pero habitualmente resulta sencillo clasificar un proyector concreto en la categoría adecuada. Por definición, la mayoría abrumadora de proyectores ofrece un tiro estándar. Tienen que estar relativamente alejados de la pantalla—entre 3 metros y medio y 4 metros para restituir una imagen de 2 metros de anchura (con una diagonal de 100 pulgadas en el formato tradicional 4:3) —utilizando el zoom máximo de la lente.

Tiro corto

Para un tamaño de imagen dado, los proyectores de tiro corto pueden ser colocados significativamente más cerca de la pantalla que los de tiro estándar. Para restituir una imagen de 2 metros de anchura basta una distancia aproximada de 1 a 2 metros. Una ventaja evidente de los proyectores de tiro corto consiste en que pueden ser utilizados con sencillez en una sala de reuniones pequeña, algo imposible con uno de tiro estándar.

Tiro ultracorto

La distancia necesaria para generar una imagen de 2 metros de anchura empleando un proyector de tiro ultracorto es de 60 cm o menos. La lente está limitada y genera imágenes ligeramente más pequeñas que esos 2 metros, pero pueden ser colocados a una distancia mínima de la pantalla de sólo 3 pulgadas.
Muy pocos proyectores no se ajustan a esta clasificación, por lo que el rango de proyección de cada uno de ellos no suele ser problemático.

Autor:
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor