Tuenti borra los perfiles de los implicados en el caso de Marta del Castillo

Empresas

La red social Tuenti ha borrado varios perfiles de implicados tras la petición en ese sentido de la fiscal jefe de Sevilla, ante la utilización incalificable que varios medios de comunicación, especialmente los habituales canales de Telemierda han hecho del caso de la adolescente asesinada.

A la eliminación ayer del perfil del ex novio y presunto asesino de Marta, se unen hoy la supresión del perfil de la adolescente y de un encubridor del crimen. El escrito de la fiscal ante el juzgado de Sevilla que lleva el caso explica la petición con el objeto de “preservar el derecho a la intimidad y el honor personal y familiar de esos menores”, según informa la agencia EFE.

Responsables de Tuenti -una red social virtual con gran popularidad entre los jóvenes españoles- han criticado a los medios de comunicación “convencionales” por reproducir conversaciones privadas y perfiles de Marta y su entorno en Tuenti.

El “tratamiento informativo” de varias cadenas televisivas (especialmente telecirco) y sus programas dedicados a la telebasura está siendo directamente asqueroso, convirtiendo la tragedia en una feria con el único objetivo de ganar audiencia.

La Asociación de Usuarios de la Comunicación, la Asociación de Telespectadores y Radioyentes (ATR), la Federación de Sindicatos de Periodistas, la Agencia de Protección de Datos, fiscales de menores, políticos y cualquier persona medianamente sensible, han criticado el “circo mediático” con menores y “el espectáculo morboso bajo el falso pretexto de información“.

En concreto la FeSP ha condenado “la actitud indigna de los medios” y ha culpado a los poderes públicos “que continúan sin regular el derecho a la información de la ciudadanía, y sin poner en marcha un Consejo del Audiovisual de ámbito estatal que debería poner freno a estos desmanes en la comunicación”.

Además de la tragedia de la muerte de la menor, lo peor del caso es que los canales de telemierda están batiendo records de audiencia con el suceso, y esto tiene un único culpable: Nosotros.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor