El futuro del turismo: sinergias, analítica y ‘wearables’

Empresas

El turismo de los próximos años incorporará tecnologías innovadoras para ofrecer experiencias únicas. Hay que empezar a trabajar ya para no perder el tren.

El turismo ha sido históricamente uno de los principales dinamizadores de la economía española. En 2013 supuso el 15,2% del PIB de España, según recientes datos del Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

El sector además, encabeza los síntomas de recuperación que ya empieza a mostrar la economía española. El Ministro Soria indicó recientemente que en Semana Santa la ocupación llegó al 75,7%, siete puntos por encima que durante el mismo período del año pasado, como recoge ABC.

La irrupción de las nuevas tecnologías presenta enormes oportunidades para la economía en general y para el sector del turismo en particular. Al mismo tiempo ofrece múltiples retos para los jugadores tradicionales del sector, que deberán ser audaces ante un presente que evoluciona a gran velocidad.

La sexta edición de Amadeus Technology Forum, celebrado en abril en Madrid, reunió a cerca de 200 representantes de agencias de viaje de toda España. El encuentro versó sobre los retos del futuro.

Los participantes coincidieron en la necesidad de ofrecer experiencias personalizadas y únicas al consumidor y de la exigencia de cooperación con las distintas empresas que participan directa o indirectamente en el sector.

Para alcanzar estos objetivos ya empieza a evaluarse la utilización de soluciones tecnológicas como Big Data, dispositivos como relojes inteligentes o Glass o tecnologías innovadoras como la realidad aumentada.

Una agencia de viajes con soluciones de analítica para determinar los gustos de su público potencial y ofrecerle ofertas personalizadas es el modelo a seguir. Una vez establecidos los paquetes personalizados, la experiencia puede enriquecerse con la utilización de wearables, por ejemplo.

Un programa de promoción turística que impulsa la Organización Mundial del Turismo permitirá a los turistas que visiten la ciudad a partir de otoño recibir información a tiempo real, con información útil en la nube y compatible con Google Glass.

Pero las oportunidades son infinitas. Las previsiones del buscador y comparador de viajes, Skyscanner, auguran un consumidor que utilizará tecnología de control por voz y gestos para elegir los mejores planes de viajes en un único sitio.

Lo hará, pronostican, con una agencia de viajes que se convertirá en “el compañero de viaje digital” que conozca sus gustos, le permita reservar el viaje que más se adapte a sus necesidades de forma sencilla y con quien podrá conversar en un tono cotidiano.

Para Pedro Diezma, experto en tecnología wearable y fundador de Zerintia, en los próximos años “va a sobrevivir el 20% de todo lo que estamos viendo ahora”.

La clave para no perderse en el camino, aconseja Mari Cruz Cádiz, directora en el Instituto de Calidad Turística Española (ICTE), dependerá de si las empresas “saben sacar partido e identificar la tecnología que pueda ser útil para su negocio” y la experiencia de viaje que quieran ofrecer.

Los participantes del panel que ha organizado Scyscanner no consideran que la realidad virtual vaya a sustituir la experiencia real de los viajes, pero coinciden en que podrán enriquecer la experiencia. Imagine un viaje a Pompeya y una recreación de la ciudad que se proyecta en las Google Glass mientras paseamos por lo que queda de la ciudad de la Antigua Roma. Es la idea del turismo del futuro.

Las experiencias que plantean los ponentes requieren la construcción de alianzas entre actores de diferente naturaleza. Desde desarrolladores de aplicaciones optimizadas para wearables, hasta empresas de alquiler de vehículos, pasando por aerolíneas y cadenas de hoteles.

El futuro del turismo, coinciden, ya ha empezado a escribirse y ganará quien sea capaz de entender y adaptar lo que está pasando en la industria TIC  y lo que requiere el consumidor.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor