La TV por Internet al servicio de empresas e instituciones

Empresas

Mercè Moreno, directora general ejecutiva Zentum.tv, desglosa en el siguiente artículo los beneficios y oportunidades de la televisión corportativa

La tecnología permite ya a las organizaciones disponer de canales de televisión por internet con programación continua y a la carta, con emisión a pantalla completa y con la posibilidad de emitir directos. En definitiva, un auténtico canal de televisión con todas las ventajas de Internet y que, por encima de todo, trae consigo la posibilidad de que una compañía pueda tener su propia televisión: esto es la televisión corporativa.
La televisión corporativa es una televisión al servicio de la estrategia de comunicación de una marca o de una compañía. Una televisión en la que la empresa propietaria tiene el control de todo lo que se emite, es ella quien decide los contenidos y quien gestiona sus audiencias. Es, además, una televisión en la que la publicidad se convierte en contenido.
Por tanto, la TV por internet se configura como una gran oportunidad para que tanto empresas como instituciones pongan en marcha su propio canal como apoyo a sus estrategias de publicidad, marketing, comunicación corporativa y/o comunicación interna.
Como algunos precursores han puesto ya de relieve, disponer de un canal propio de televisión por internet puede ayudar a una organización/compañía a:

  • Fidelizar y captar clientes o socios, crear comunidades de personas afines a sus productos, como está realizando Land Rover con www.gobeyond.tv.
  • Lanzar productos y darlos a conocer, local o globalmente. Abrir mercados exteriores. www.reynogourmet.tv, canal del Instituto de Calidad Agroalimentaria de Navarra (ICAN), es un buen ejemplo de ello.
  • Posicionarse en un mercado. Motofilm, el canal de Motorola en asociación con Fotogramas (www.fotogramas.tv), cumple el objetivo de asociar Motorola y sus nuevos modelos (que presentan nuevas pantallas con una calidad de imagen muy avanzada) con contenidos interesantes relativos al cine.

  • Construir y/o fortalecer su identidad corporativa.

  • Poner en práctica nuevos formatos de publicidad, y nuevas posibilidades de creatividad publicitaria. Spots interactivos, intertextualidad de texto y vídeo (spot+banner), publicidad como contenido, etc.

  • Optimizar la comunicación en sus puntos de venta. Sólo con disponer de un PC, una línea ADSL y una pantalla sus clientes pueden ver el canal en los puntos de venta.

  • Fortalecer su estrategia de comunicación interna. El canal del BBVA ha sido reconocido ya por los profesionales de las RRPP como mejor proyecto de comunicación interna.

  • Empujar su tienda online. Los espectadores podrán comprar sus productos en el mismo momento en que son anunciados.

Transmitir en directo eventos de la organización (inauguraciones, lanzamientos de productos, premios, convenciones, ruedas de prensa…), proporcionar formación audiovisual sobre el uso de los productos, reportajes sobre nuevos productos o servicios, entrevistas a técnicos y/o directivos, son sólo algunas de las propuestas que las organizaciones que ya disponen de su canal están poniendo en práctica.

Es evidente, no obstante, que no todas las compañías están en disposición de sacar partido por igual de una televisión por internet. La eficacia y rentabilidad de la televisión por internet para una compañía depende de diferentes factores.

Las necesidades propias de comunicación de la empresa, la estrategia o departamento a la cual debe apoyar la televisión por internet, la optimización horizontal de oportunidades en el seno de la compañía o las posibilidades de creación/disposición de contenidos audiovisuales son algunos de estos factores.

     

Desde nuestro punto de vista, las siguientes categorías de organizaciones estarían en la mejor disposición para poner en marcha un canal con éxito:

  • Grandes compañías de productos y servicios. La televisión por internet les ayuda en la comunicación de sus nuevos productos y en la fidelización de sus clientes y supone una inversión muy limitada dentro de su partida de publicidad.
  • Instituciones, públicas o privadas, con y sin ánimo de lucro. La televisión por internet les ayuda a comunicar sus acciones y campañas a socios y comunidad en general, les ayuda a fidelizar y captar nuevos socios y les ofrece además la posibilidad de financiación externa por medio de la publicidad.

  • Cadenas de establecimientos, fabricantes o mayoristas. La emisión de contenidos de televisión en los puntos de venta (oficinas bancarias, cadenas de distribución, franquicias, farmacias, salas de espera de médicos y veterinarios, etc.) supone una mejora relevante de la comunicación comercial y/o corporativa.

  • Propietarios de contenidos. Con medios de comunicación en el mercado y, por tanto, con conocimiento de un determinado sector y contactos con inversores publicitarios, pueden poner en marcha ágilmente un nuevo medio y obtener rentabilidad en corto plazo. La televisión por internet les permite la maximización de la rentabilidad de los contenidos.

  • Emprendedores del mundo de la comunicación. Que identifiquen un área temática en la que desarrollar una televisión por internet y realicen su plan de negocio basado en ella.

  • Compañías multinacionales, a las que la televisión por internet les ofrece un vínculo de contacto entre filiales y a la vez un canal de difusión de la cultura corporativa.
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor