Twitter cancela una cuenta que publicaba los tuits que borran los políticos

Cloud

La cuenta Politwoops (traducible como “cagadas de políticos”) ofrecía retuits automatizados de aquellas publicaciones en la red social de microblogging hechas por políticos pero sólo de las que poco después de publicarse eran eliminadas, frecuentemente por contener diversos errores o sencillamente meteduras de pata. La propia Twitter ha cancelado dicha cuenta por considerarla contraria a las condiciones de uso.

Detrás de la cuenta Politwoops se encuentra la Fundación Sunlight, una organización estadounidense sin ánimo de lucro cuyo objetivo es someter a un intenso escrutinio el comportamiento de los políticos. Y nada como mantener una estrecha vigilancia sobre los mensajes que comunican a través de las redes sociales para conocer de primera mano no solo lo que buscan transmitir como, especialmente en este caso, los errores, fallos y meteduras de pata que no quieren que veamos.

Pero claro, una vez publicado el tuit, aunque el autor detecte el error y proceda a borrarlo, hay métodos de recuperarlo, y eso es lo que hacía Politwoops de forma automática, rescatar los tuits publicados por los políticos que estos posteriormente borraban, en muchos casos para ocultar sus meteduras de pata. En otras ocasiones dichos tuits pretenden corregir declaraciones previas contradictorias con la postura oficial o con un desenvolvimiento de las circunstancias que entra en conflicto con declaraciones previas cuyo rastro se intenta eliminar.

Como relataba meses atrás Nicko Margolies, uno de los gestores de la cuenta Politwoops, el propósito es facilitar a ciudadanos y periodistas un registro fiable de los mensajes emitidos por los representantes públicos incluso si estos con posterioridad ceden a la tentación de hacer desaparecer algunos de los mismos. Así se intenta matizar esa versión edulcorada o políticamente correcta en la que no caben contradicciones gracias a la magia de la edición posterior de declaraciones o afirmaciones potencialmente conflictivas.

Por su parte desde Twitter se afirma que aunque apoyan el trabajo de la Fundación Sunlight el hecho de preservar por parte de un tercero tuits borrados por su propio autor contraviene las condiciones de uso de la red social. Lo cierto es que Politwoops lleva funcionando desde el año 2012 y no ha sido hasta hace unos días que se ha revocado a los administradores de la cuenta el acceso a la misma entre críticas de quienes mantienen que ese derecho a la privacidad que defienden las condiciones de uso de Twitter deberían ser menores para el caso de los políticos, al tratarse de representantes y servidores públicos y no de sujetos particulares.

Algunos analistas políticos han defendido esta cuestión citando el caso Lewinsky donde lo importante no era que alguien hubiera tenido una relación con una becaria y lo hubiese negado sino que quien mintió al respecto era el presidente de los Estados Unidos de América, siendo irrelevante si los protagonistas hubieran sido dos personas anónimas.

Curiosamente hay otras cuentas similares a Politwoops en otros países que no han sido canceladas, como es el caso de su homóloga británica @deletedbyMPs (borrado por parlamentarios) que recoge tuits borrados en cuentas de los miembros del Parlamento británico.

vINQulo

Gawker

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor