Twitter compra por 134 millones una empresa de comercialización de datos

Cloud

Disponen de los datos y ahora también de la empresa que los comercializaría. Pero no establezcamos tan rápido la relación entre lo que Twitter sabe de nosotros y la utilización comercial de la información que le facilitamos. Por el momento lo que sí sabemos es que se ha producido la adquisición de la empresa Gnip por parte de Twitter y que la mencionada empresa maneja comercialmente los datos con los que trabaja Twitter.

La relación entre ambas empresas ya viene de hace unos cuantos años puesto que Gnip era una de las docenas de empresas etiquetadas como Colaborador Certificado de Producto por parte de Twitter, dedicándose a manejar la ingente cantidad de datos generados por los usuarios de la red social de microblogging. Al cabo de los años la relación se ha estrechado tanto que el pez grande ha terminado por comprar al pez chico en un acuerdo del que a pesar de revelarse ayer hoy se ha podido saber la cantidad abonada.

Nada menos que 134 millones de dólares ha pagado Twitter por Gnip, 107 de los cuales han sido en metálico.

Mediante el acuerdo que tenían suscrito, Gnip tenía acceso a la totalidad de los contenidos publicados en Twitter, algo que sólo estaba al alcance de unas pocas empresas, y sirve de intermediario con otras empresas que desean conocer datos relativos a los tuits publicados con diversas finalidades (comerciales, publicitarias, marketing… o para hacer estudios del estilo del que recientemente te revelábamos aquí en The Inquirer que Facebook había llevado a cabo con 600.000 de sus usuarios).

Desde Twitter se ha afirmado, por parte de su vicepresidenta de plataforma Jana Messerschmidt, que “en Gnip apenas han comenzado a rascar la superficie” en los que se refiere al análisis y desarrollo de los datos”. En Twitter parecen haber decidido adentrarse directamente, sin intermediarios, en el floreciente sector de empresas que a partir del flujo “en crudo” de datos procedentes de los tuits publicados confeccionan diversos tipos de informes. Se trataría de una cierta “recuperación” del manejo de dicha información por parte de una infrastructura propia en lugar de dejar que sean empresas externas las que paulatinamente vayan controlando tales datos… por no hablar de los beneficios obtenidos por dicha gestión.

Hasta ahora tan solo una décima parte de los ingresos de Twitter procedían de las licencias a empresas como la recién adquirida para manejar datos procedentes de la red social de microblogging. Ahora que ese sector parece estar experimentando un notable crecimiento no parece mal momento para asumir el control del mismo así como de hacerse con los servicios de los más de 60 empleados de Gnip, ingenieros con talento ya especializados en el manejo del big data procedente de los tuits.

vINQulo

Twitter

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor