De cómo Twitter consiguió reducir el spam que circulaba por su plataforma en un 40%

Cloud

BotMaker es el nombre de la herramienta desarrollada por el equipo de ingenieros de Twitter para impedir la producción de contenido no deseado o, en su defecto, eliminarlo en cuestión de minutos.

Si alguna vez te has preguntado cómo se las apaña Twitter para mantener a raya el contenido basura que suelen crear los spammers allá donde van, tenemos la respuesta.

Twitter_logo_blueLa red social del pajarito azul ha desarrollado una herramienta especial para luchar contra la visualización de contenido no solicitado en su plataforma, adaptándose a las circunstancias particulares de su entramado. Esto es que “Twitter expone las APIs para desarrolladores”, dando alguna que otra pista a los maleantes, y que “el contenido en tiempo real es fundamental para la experiencia” de los usuarios y debe preservarse.

Así lo explica la propia Twitter al detallar algunas características de BotMaker, que es el nombre de su herramienta antispam.

BotMaker estaría preparada para, por una parte, impedir que cierto spam acabe originándose y, por otro lado, reducir al mínimo el tiempo de reacción y el de visibilidad de los mensajes que no concuerdan con sus políticas de publicación. ¿Cómo? Combinando distintos sistemas, tipo aquellos bautizados como Scarecrow y Sniper, y destinándoles tareas concretas a cada uno de ellos entre la marea de millones y millones de tuits que se crean cada día.

Y parece que funciona. Según los cálculos de Twitter, BotMaker ha conseguido reducir el spam en esta famosa plataforma de microblogging al menos un 40%. Además, la agilidad lograda es pasmosa. Frente a la respuesta en cuestión de minutos de BotMaker, antes podía llevar “días hacer un cambio de código, prueba y despliegue”, reconocen sus responsables.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor