Twitter y el Gobierno de EE UU se citan en los tribunales

Cloud

Larry, el ave más conocido de las redes sociales, está que trina. No le gusta que le impidan desvelar los requerimientos que el gobierno le exige sobre sus usuarios. Por eso, ha presentado una demanda ante los tribunales.

Transparencia. La red social Twitter se ha propuesto ser totalmente transparente con sus usuarios. Por eso, no está dispuesta a acatar los díctamenes gubernamentales, que piden cierta opacidad en cuanto a las citaciones de datos que se exigen a los proveedores de Internet.

El problema está en que las leyes prohíben y penalizan a una firma como Twitter revelar el número exacto de cartas de seguridad nacional (NSL) u otras peticiones requeridas bajo la Ley de Vigilancia Extranjera (FISA).

Twitter_logo_blueMientras que esos datos deben darse a conocer en espectros amplios (por ejemplo, si se han pedido de 0 a 999 solicitudes o de 1.000 a 1.999), Twitter quiere que sus usuarios conozcan el número exacto de requerimientos que les hagan, incluso si este es cero.

“Creemos que la Primera Enmienda nos da el derecho de responder a las preocupaciones de nuestros usuarios y a las peticiones de los funcionarios gubernamentales sobre el alcance de la vigilancia del Gobierno estadounidense, incluyendo qué tipo de proceso legal no se ha recibido”, han publicado.

Aunque su intención no era llevar el caso ante los tribunales, después de muchos meses de discusiones para que les permitieran publicar una versión incluso censurada del informe, no han podido llegar a un acuerdo con el Departamento de Justicia.

Ese ha sido el motivo de que hoy martes hayan presentado una demanda en una corte federal con el objetivo de conseguir que les permitan publicar un informe completo de transparencia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor