Ubuntu 8.04, preparado para enfrentarse a Windows

CloudServidoresSistemas OperativosWorkspace

El extenso catálogo de software de Ubuntu, el énfasis puesto en la usabilidad y una activa comunidad alrededor, combinado con el soporte a largo plazo han puesto al descubierto las virtudes de Linux como sistema operativo de escritorio.

Canonical ha reunido en Ubuntu 8.04 todo lo mejor que el mundo open-source ofrece en la actualidad. Ubuntu es un sistema operativo basado en Linux perfectamente capaz de competir con Windows en los portátiles y ordenadores de sobremesa en el segmento de consumo.

En el transcurso de las pruebas, tanto en su versión final como en las sucesivas versiones que precedieron al lanzamiento oficial del 24 de abril, Ubuntu consiguió impresionarnos lo suficiente como para premiarlo en el laboratorio de eWEEK.

Como aspirante a rival de Windows, Ubuntu 8.04 se enfrenta a una dura batalla en busca de las certificaciones para hardware y software, aunque la decisión de Dell en el año 2007 de incluir Ubuntu preinstalado en algunos de sus portátiles y equipos de sobremesa apunta en la buena dirección en lo que al hardware se refiere.

En cuanto al software, el progreso continuado de aplicaciones como la suite de productividad OpenOffice.org, el navegador Firefox o el cliente groupware Evolution han recorrido un largo camino en la dirección de proporcionar a los usuarios las herramientas necesarias para trabajar sobre un ordenador equipado con Linux.

Para aquellas aplicaciones Windows que no tengan una versión o una alternativa open-source, las herramientas de virtualización basadas en KVM o Xen integradas en Ubuntu 8.04, permiten ejecutar software Windows desde un sistema Ubuntu.

Es más, el debut de la utilidad open-source Likewise Open, de Likewise Software, facilita enormemente la tarea de integrar máquinas Linux en entornos con políticas de autenticación basadas en Directorio Activo y la inclusión de nuevas formas de instalación de Ubuntu permiten probar Ubuntu en sistemas Windows de una forma más sencilla.

Mientras que las distribuciones de competidores tan relevantes en el mundo Linux como Red Hat o Novell se segmentan según se trate de propuestas gratuitas con un ciclo corto de vida y con soporte a partir de la comunidad de usuarios únicamente (Fedora y OpenSUSE respectivamente), o de propuestas con soportes oficiales y de pago (Red Hat Enterprise y SUSE Linux Enterprise), en el caso de Ubuntu no existen estas diferenciaciones.

En su lugar, el principal patrocinador de Ubuntu, Canonical, califica a todas sus distribuciones como adecuadas para un amplio abanico de aplicaciones, con asistencia opcional de pago que complemente el soporte a través de los foros, wikis, chats, o cualquier otra modalidad sustentada en la comunidad.
Una de las diferenciaciones que Canonical sí contempla en Ubuntu en sus distribuciones es la de soporte a largo plazo o a corto plazo. Canonical lanza una nueva versión de Ubuntu cada seis meses con un periodo estándar de asistencia de 18 meses. Cada dos años, Ubuntu distribuye una distribución LTS (Long Term Support) con unas condiciones de asistencia que se prolongan hasta tres años para la versión de escritorio y cinco años para la versión servidores.

Estos tres años para las versiones de escritorio están por debajo de los diez años que ofrece Microsoft para Windows, pero a cambio Ubuntu ofrece un sistema de actualización muy eficaz y de forma gratuita.

Autor: DRosolen
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor