Ubuntu sigue siendo la mejor distribución de Linux para escritorios

Sistemas OperativosSoftwareWorkspace

La última distro de Canonical, Ubuntu 8.10, todavía eclipsa la oferta de Red Hat y Novell, y es la mejor alternativa de código abierto a los sistemas operativos de Microsoft y Apple.

Sin embargo, las distribuciones Linux Enterprise de Red Hat y SUSE de Novell están por delante de Ubuntu 8.10 en el sector de servidores.

Ubuntu 8.10 de Canonical, la última versión del popular sistema operativo basado en Linux para equipos de sobremesa y servidores llegó a Internet a principios de noviembre con un modesto surtido de actualizaciones de los programas informáticos de código abierto que lo componen.

Sobre la base de nuestras pruebas de Ubuntu 8.10 – más conocido como Intrepid Ibex – sostenemos que Ubuntu es, sin duda, la mejor distribución Linux disponible para equipos de sobremesa, la rival más capaz de código abierto para los sistemas operativos de escritorio de Microsoft y Apple más ampliamente utilizados.

Esto es así porque, mientras que la mayoría de las distribuciones de Linux vienen con los mismos componentes de software, Ubuntu se distingue por su atención a la facilidad de uso, su gran selección de listas para instalar paquetes de software, y su gran comunidad de usuarios y colaboradores.

Si hay algún software Linux que desee ejecutar, las posibilidades de que esté disponible para Ubuntu son altas. Lo mismo cabe decir de los componentes de hardware, donde Ubuntu ofrece el soporte más amplio entre los de cualquier distribución de Linux.

Lo que es más: a través de sus diversas plataformas para facilitar la comunicación y la colaboración entre sus usuarios y desarrolladores, el proyecto Ubuntu hace un buen trabajo reuniendo las preguntas y respuestas, las pruebas de error, y la labor de integración de su gran comunidad en un cuerpo de conocimientos y soluciones que es fácilmente accesible desde el motor de búsqueda de su elección.

Por ejemplo: hemos probado Ubuntu 8.10 con un NETBOOK MSI Wind U100, que viene con un adaptador inalámbrico Realtech que ninguno de los controladores incorporados en los kernel de Linux soporta. Hemos buscado un controlador adecuado para Ubuntu, para Fedora y para la distribución OpenSUSE, y hemos encontrado instrucciones de compilación de un controlador adecuado para los tres. Sin embargo, para Ubuntu también hemos encontrado un controlador precompilado, empaquetado y listo para instalar que había sido desarrollado por un miembro de la comunidad de voluntarios.
Entre las opciones alternativas Linux de escritorio, la competencia más dura de Ubuntu 8.10 es su antigua distribución hermana Ubuntu 8.04, que también se conoce como Hardy Heron. La versión 8.04 fue una liberación con soporte a largo plazo, para la que Canonical se compromete a proporcionar actualizaciones y apoyo durante tres años en su variedad de escritorio, y durante cinco años en su instalación como servidor.

Ubuntu 8.10, en cambio, contará con un apoyo de 18 meses antes de que se cierre su ciclo de actualizaciones y se exija a los usuarios migrar a una versión más reciente. Afortunadamente, Ubuntu es muy fácil de actualizar, ya sea desde un CD autoarrancable o por USB, o también utilizando el Administrador de actualización del sistema.

Autor: DRosolen
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor