Un año desde la salida a Bolsa de Facebook: nada de burbujas, sólo lecciones

Empresas

Tras el furor inversor de los primeros minutos y la caída libre de los meses posteriores al estreno, los títulos de Facebook se mantienen estables.

Facebook salió a bolsa un 17 de mayo de 2012. Mark Zuckerberg tocaba entonces la simbólica campana desde la sede de la compañía, en California.

Colocó millones de acciones que a más de 3.000 kilómetros de distancia; en el otro extremo del país, en Wall Street, empezaron a cotizarse a 38 dólares alcanzando los 45 dólares en los primeros minutos y con problemas técnicos cuyas consecuencias se conocen ahora. Alcanzó una valoración por encima de los 100.000 millones de dólares.

Un año después Facebook vale 40.000 millones de dólares menos que el día del estreno. La cotización de sus acciones se sitúa en 26,25 dólares (un 30% por debajo que hace un año). El frenesí inversor ha desaparecido.

Con la perspectiva que concede el tiempo, es hora de hacer balance y sobre todo de responder una pregunta: ¿sobrevuela Melo Park el fantasma de una nueva burbuja puntocom?

En agosto de 2012 las acciones de la red social se pagaban a 17,7 dólares. Desde entonces  -aunque con altibajos-, la cotización se ha mantenido estable. Los títulos se mantienen cerca del umbral de los 25 dólares, con algunos picos de hasta 30 dólares.

Los esfuerzos de la compañía de Mark Zuckerberg por consolidar su modelo de negocio otorgando un mayor protagonismo a los anunciantes, los más de 1.100 millones de usuarios y la inteligente –aunque no muy fructífero por su apenas millón y medio de descargas- estrategia móvil avalan esta estabilidad.

El caso de Facebook no habla de burbujas, sólo de lecciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor