Un Calendario de Adviento a prueba de robos informáticos

SeguridadWorkspace

Los ciberdelincuentes no descansan, ni siquiera por Navidad, así que como usuario responsable tú tampoco deberías relajar los controles durante las grandes fiestas de invierno.

Queda menos de un mes para celebrar una de las fiestas más entrañables de todo el año, la Navidad, como se encargan de recordarnos desde hace semanas los grandes almacenes con su tempraneras decoraciones, cestas con turrones y pasillos, pasillos… y pasillos repletos de juguetes. Este viernes algunos comercios han decidido sumarse al carro celebrando un Black Friday a la española, con el que se da acceso a los primeros descuentos vacacionales, incluso en cuestión de tecnología. Y los principales fabricantes han ido apuntalando sus carteras de productos con atractivas renovaciones para aprovechar, justo a tiempo, este tirón de ventas. No en vano, el último trimestre del año suele ser uno de los más fuertes para ellos a nivel económico, ya que smartphones, tabletas y demás gadgets se ha convertido en regalo ideal para mucha gente.

Imagen: Shutterstock (Autor: SH-Vector)
Imagen: Shutterstock (Autor: SH-Vector)

Pero no sólo de consumismo vive la Navidad. Este tipo de celebraciones también suelen ser claves desde el punto de vista de la seguridad, porque son momentos de mayor ocio y relax (para algunos) o de especial estrés y descontrol (para otros), dos extremos que pueden aprovechar los ciberdelincuentes para jugarnos una mala pasada. Sus triquiñuelas para robar información personal o incluso ganar dinero a costa de los internautas más incautos no descansan e incluso se vuelven más efectivas en fechas especiales. Por ejemplo, pueden aprovechar el motivo navideño para crear campañas de phishing con ofertas atractivas que en realidad no existen, sólo sirven como anzuelo. Para evitar éste y otros sustos, la compañía G Data ha trazado un curioso Calendario de Adviento donde el premio por consejo no es otro que tu seguridad. ¿Para qué quieres más?

Domingo 1 de diciembre: Aplica las actualizaciones. El primer paso para crear un ambiente informático en condiciones es utilizar el software correcto. Esto quiere decir que todos los programas instalados en tu equipo personal deben estar al día, lo que se consigue aplicando de manera puntual todos los parches lanzados por los fabricantes. Y si no, ¡hazlo ahora!

Lunes 2 de diciembre: Instala un antivirus. Uno de esos programas que no puede faltar en tu equipo es una solución antimalware en constante funcionamiento que sea capaz de detectar por si sola aquellas amenazas graves que se ciernen a todas horas sobre el sistema, ya sea por una cuestión de mala pata al navegar por Internet o por tus malos hábitos.

Martes 3 de diciembre: Aprende a diseñar contraseñas. Los password o contraseñas son la llave mágica que da acceso a un cajón lleno de secretos al que sólo tú deberías tener acceso, así que utilízalas siempre y hazlo con cabeza. Crea largas sucesiones de letras y números, mezclando mayúsculas y minúsculas, evitando términos personales o fáciles de adivinar y variando de web a web.

Miércoles 4 de diciembre: Elimina el spam. Por lo general, tu servicio de correo electrónico marcará automáticamente como indeseado aquellos mensajes que sus autores envían a diestro y siniestro a cientos o miles de receptores con el simple propósito de estafarlos. Cuando no sea así, tampoco te molestes en profundizar en su contenido y envía el email directamente a la papelera.

Jueves 5 de diciembre: Blinda tus dispositivos móviles. Cada vez más gente se conecta a Internet desde smartphones y tablets PC, pero sólo un pequeño porcentaje se preocupa de proteger su actividad y datos con antivirus móviles y software que permite borrados a distancia, lo que los convierte en caldo de cultivo ideal para los maleantes. Dado que existe la solución, ponla en práctica.

Imagen: Shutterstock (Autor: Cienpies Design)
Imagen: Shutterstock (Autor: Cienpies Design)

Viernes 6 de diciembre: Cuídate en las redes sociales. Otro avance tecnológico que ya forma parte indisoluble de la vida cotidiana de millones de personas lo conforman las redes sociales. Y es que las hay para todos los gustos, desde Facebook y Twitter hasta LinkedIn pasando por Pinterest, Instagram o Path. El problema es la cantidad de información de valor que ahí se suelta y puede acabar jugándote malas pasadas. ¡No cuentes demasiado, nunca se sabe a oídos de quién puede llegar!

Sábado 7 de diciembre: Compra con inteligencia. Si vas a hacer tus compras navideñas por Internet, recuerda que las ofertas demasiado buenas no existen… ni siquiera en estas fechas. Cíñete en exclusiva a los sitios oficiales y examina con detenimiento la fiabilidad de las tiendas online a través de las que introducirás la información de tu tarjeta. Tampoco está de más leerse las condiciones asociadas para que los cargos extra, si existen, y las devoluciones, si proceden, no te pillen por sorpresa.

Domingo 8 de diciembre: Ignora a los desconocidos. Ya lo dice el dicho, más vale malo conocido que bueno por conocer. Uno de los trucos que usan los ciberdelincuentes para engañar a sus víctimas en plena Navidad es enviar felicitaciones en forma de tarjeta digital que, tras su dulce envoltorio de archivo adjunto, esconden software maligno que te aguará las fiestas.

Lunes 9 de diciembre: No pinches en enlaces cortos. Para intentar llevar a cabo sus tropelías, los cacos online actúan con una mezcla de sutileza y naturalidad. ¿Que se popularizan los enlaces cortos? Pues se usan enlaces cortos en las campañas del mal. Una URL acortada no siempre va a dirigirte a webs maliciosas, ni mucho menos, pero que provengan de gente a la que nunca antes has visto es motivo suficiente para desconfiar.

Martes 10 de diciembre: Busca signos en los pagos online. Las transacciones de dinero a través de Internet constituyen uno de los momentos más peliagudos de la experiencia de navegación para el internauta medio, por la naturaleza de la información que hay en juego. Por eso no está de más tomar precauciones e imponer una serie de requisitos al llevar a cabo la operación, como que la barra de direcciones del navegador muestre un candado, las letras HTTPS y un fondo verde.

Miércoles 11 de diciembre: Descarga contenido de fuentes de confianza. De vez en cuando los delincuentes 2.0 consiguen colársela a las tiendas de aplicaciones oficiales, pero ésa no es la norma general y no conviene volverse paranoico. Recurrir a contenedores tipo Google Play o Apple App Store para conseguir nuevo software es la única forma de asegurarte que no acabarás infectando tu equipo con malware, o al menos la más eficiente.

Jueves 12 de diciembre: Borra programas antiguos. Además de aplicar todos los parches que vayan saliendo para los distintos programas que tengas instalados, sé honesto y haz criba con aquellos que ya no uses porque se pueden convertir en un problema. Y elimina, por supuesto, el software que ya no sea soportado por sus autores.

Imagen: Shutterstock (Autor: Vladru)
Imagen: Shutterstock (Autor: Vladru)

Viernes13 de diciembre: Lee bien las URL. Un pequeño cambio ortográfico, una variación de una letra por otra o el uso de una extensión diferente basta para que una dirección que tú crees correcta te lleve a una página totalmente distinta. Si no te das cuenta y, además, la web de destino es un clon de la original puedes acabar cayendo en su trampa.

Sábado 14 de diciembre: Vigila las transacciones bancarias. La mejor manera para que la gestión de tu economía a través de la web no acabe en disgusto es repasar las medidas de seguridad implementadas por tu banco. Esto quiere decir, saber a ciencia cierta que esa organización haya implementado barreras como la doble autenticación a la hora de identificarte.

Domingo 15 de diciembre: Vela por los menores. Quizás tú sepas cómo moverte por Internet minimizando riesgos, pero si tienes hijos o vives con otra gente corres el peligro de que tu equipo acabe siendo utilizando de manera inapropiada. Una opción es activar controles parentales para restringir usos y otra educar en las buenas prácticas para que nada malo pase ni con tu equipo ni con ellos.

Lunes 16 de diciembre: No pierdas la cuenta de tus gastos. Cuando realices pagos online, para lo que deberías emplear siempre la misma tarjeta, acostúmbrate a revisar el estado de tu cuenta corriente viendo si todo está correcto. Esto también te ayudará a detectar movimientos no autorizados en caso de que algún maleante se haya hecho con tu información bancaria.

Martes 17 de diciembre: Haz copias. Realizar backups de seguridad de la información que vas generando debería convertirse en uno de tus mantras a partir de ahora. Tanto si se estropea tu ordenador como si te lo roban o se infiltran en él a golpe de infecciones, contar con una copia de toda esa vida digital a buen recaudo en otro lugar resulta de gran utilidad.

Miércoles 18 de diciembre: No abuses del Wi-Fi público. Si tienes que realizar operaciones sensibles a través de Internet, déjalas para cuando puedas conectarte a una red segura con más tranquilidad. El recurso de las conexiones inalámbricas compartidas en lugares llenos de gente en constante movimiento como bares, hoteles y demás es más propenso a las intromisiones.

Jueves 19 de diciembre: Sé fiel a las impresoras tradicionales. A veces compensa tener un poco de paciencia y esperar a poder imprimir en casa o en la tienda las fotografías que acabamos de sacar, que pasarlas a papel en el lugar de los hechos con la ayuda de máquinas instantáneas. El intercambio de dispositivos como memorias USB y tarjetas SD es portal para la posible entrada de malware.

Viernes 20 de diciembre: Mira a tu alrededor. Un antivirus debe ir acompañado de ciertos elementos como los cortafuegos con el objetivo de mantener sano el sistema. Con la activación de filtros se puede navegar tranquilamente, con la conciencia de que aquello que no cumple con unos mínimos de seguridad quedará bloqueado y que los fisgones se toparán con un palmo de narices.

Imagen: Shutterstock (Autor: Pavel Ignatov)
Imagen: Shutterstock (Autor: Pavel Ignatov)

Sábado 21 de diciembre: Bloquea los móviles robados. Has instalado soluciones de antimalware, actualizas las aplicaciones con puntualidad máxima y te mueves con cuidado por la Red de redes, pero tu móvil ya no está en tu poder. Lo has perdido o lo han hurtado. ¿Qué haces? Si has sido lo suficientemente inteligente como para activar funciones antirrobo, podrás intentar localizarlo o, directamente, inhabilitarlo sin moverte de donde estás.

Domingo 22 de diciembre: Sé pulcro y ordenado. El caos nunca es buen compañero, al menos no si lo que estás intentando es mantener a los ciberdelincuentes a raya. Si no sabes exactamente de qué va ese amasijo de archivos que tienes almacenado en tu equipo, difícilmente podrás prestarle la atención debida y blindarlo contra las amenazas.

Lunes 23 de diciembre: Borra con cabeza. Para eliminar información que, por nada del mundo, te gustaría que cayese en manos ajenas, un simple viaje a la papelera de reciclaje se queda corto. En ese caso es recomendable aplicar los denominados destructores de datos, que como indica su nombre se encargan de no dejar rastro con el que reconstruir su existencia. Lo mismo ocurre a la hora de tirar unidades de almacenamiento o equipos enteros.

Martes 24 de diciembre: Guarda con celo tus documentos clave. En el día a día digital se maneja una serie de información más importante que otra, como fotocopias de documentos de identificación o contratos firmados, que no debería recalar en las mismas carpetas que todo lo demás, sino recibir un trato preferente, cifrando su contenido y dificultando el acceso si se intentase de buenas a primeras.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor