¿Un “coche” más rápido que un caza de combate?

Empresas

El ministro británico de Ciencia e Innovación presentó el proyecto “Bloodhound”, con el objetivo que en 2011, un vehículo supere las 1.000 millas por horas (1.400 km/h). De conseguirlo, establecería nuevos registros doblando la velocidad de crucero de un avión comercial, superando incluso la marca de algunos aviones militares.

Como podéis ver, de coche tiene las cuatro ruedas y poco más. Si este cohete rodante alcanza el match 1,4 anunciado, superará el anterior record mundial de velocidad en tierra, establecido en 763 millas por hora y el de baja altura en aviones situado en 994 mph. Andy Green, el mismo que posee el record actual, será el conductor, intentando superar el record mundial 14 años después.

No es ese el objetivo primordial, ni tampoco superar la velocidad de los aviones según sus diseñadores, sino “inspirar a las generaciones futuras en el estudio de titulaciones superiores en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas”. El proyecto tendrá un coste de 10 millones de libras y será financiado por el ministerio de defensa británico.

La carrocería de este “petardo rodante” será fabricada en titanio y carbono. Medirá casi 13 metros de largo y pesará 6.500 kilogramos a tope de combustible. Se espera que el “cochecito” acelere desde 0 hasta superar las 1.000 millas por hora en 40 segundos, gracias a su diseño y a un propulsor derivado del que equipa el Eurofighter Typhoon, el caza europeo capaz de alcanzar match 2.

vINQulos
tgdaily

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor