Un Core i5 más eficiente

ComponentesWorkspace

Los nuevos procesadores de Intel se caracterizan por una arquitectura más eficiente, pero aún así es posible obtener un rendimiento excelente reduciendo aún más el consumo energético de estos microprocesadores.

Lo demuestran en Tom’s Hardware, donde han realizado un experimento con un Core i5 661 que lograron poner a 3,33 GHz pero que solo consumía 25 W en etapas de inactividad (idle). El secreto no está tanto en el procesador como en la placa.

De hecho ese consumo de 25 W se refiere al consumo total de una plataforma que estaba basada en el procesador Intel Core i5 661 y en el uso de una placa madre con el chipset H55/H57, que precisamente están orientados a este tipo de soluciones de bajo consumo. La modificación de los valores de voltaje en la BIOS y la elección de otros componentes eficientes (como el disco duro) permitieron llegar al resultado que tenían como objetivo.

vINQulos

Tom’s Hardware

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor