Un excompañero de Snowden: “era un genio entre los genios”

Cloud

A uno se le caen los mitos cuando se da cuenta de que en el seno de la Agencia de Seguridad Nacional tenían trabajando a un tipo que acudía vestido con una sudadera de la Electronic Frontier Foundation, conocida por su trabajo en defensa de la libertad y la privacidad de los usuarios de las nuevas tecnologías… y no sospechaban que igual un día terminaba liando la que ha liado. Lo cierto es que esa y otras extravagancias se le perdonaban porque, a decir de algunos de sus antiguos compañeros analistas de la NSA el bueno de Snowden era un auténtico genio.

Meses después de saltar a la fama y desvelar el programa secreto PRISM de espionaje a través de Internet el famoso programa televisivo de investigación “60 minutos” ha podido entrevistar a algunos oficiales de la NSA, que se refieren al exanalista como un hacker malicioso que les mintió y que dejó tras de sí unos ordenadores en los que realizaba su trabajo que tuvieron que ser destruidos por estar completamente infectados con malware.

Algunos compañeros ofrecen una apreciación positiva de Edward Snowden, alabando su competencia, recordando que logró impresionar con su talento a sus superiores y a quien no costaba perdonarle sus ocasionales extravagancias. Uno de los rumores que habían circulado en torno al método que habría empleado Snowden para ganar acceso a la información confidencial que posteriormente difundió, refiriendo que habría consistido en hacerse con las contraseñas de algunos de sus compañeros engañándoles para que se las facilitasen. No fue tan complicado: las logró por su propia cuenta sin problemas.

Parte de esa confianza provenía, por ejemplo, de la forma en la que antes de comenzar a trabajar para la NSA Snowden había impresionad a los oficiales de esta agencia de seguridad al desarrollar un sistema de copia de seguridad que se implementó para sus operaciones de acceso a informaciones confidenciales. Además se esforzó en detectar y señalas las vulnerabilidades que presentaba el software de la NSA, algunos de los cuales jamás ha Ian recibido un parche que los solucionase.

Procedente de Hawaii, donde trabajaba como experto en cyberseguridad para Dell, terminó reasignado al programa Sharepoint de gestión de la intranet de Microsoft, donde sus habilidades técnicas impresionaron a sus superiores que le colocaron al frente del proyecto que le llevó a trabajar para la NSA donde gozó de privilegios de acceso absoluto como administrador, lo que le permitió acceder a todos los secretos de la NSA aunque como comenta un antiguo compañero de trabajo de Snowden “¿cómo no ibas a confiar en alguien capaz de hacer cosas que nadie más podía conseguir?”. Tanto llegó a impresionar a sus superiores que en un momento determinado se le ofreció un puesto en el grupo de élite de hackers de la NSA, lo que rechazó para unirse al grupo encargado de las operaciones de control de amenazas.

De hecho incluso se llegó a investigar si llegó a hacer uso de la contraseña de un supervisor que se la facilitó por sí surgía algún problema mientras estaba de vacaciones y Snowden no llegó nunca a usar de forma inadecuada dichos privilegios de acceso. Tan metódico y respetuoso con los procedimientos parecía que incluso en su escritorio contaba con una copia de la Constitución para consultarla si pensaba que con alguna actuación podría ser contraviniendo los preceptos de dicho texto.

Incluso algunos excompañeros han declarado llegar a comprender las motivaciones de Snowden para hacer lo que ha hecho y aunque no le llamarían héroe sí que afirman que no se trata de un traidor.

vINQulo

Forbes

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor