Un fabricante de fundas acusa a Amazon de sabotaje

Empresas

M-Edge Accessories, fabricante de fundas para Kindle, acusa a Amazon de no jugar limpio.

Amazon se enfrenta a un problema judicial: M-Edge Accessories, una pequeña compañía estadounidense que fabrica accesorios para el Kindle, ha acusado al gigante de intentar sabotear sus operaciones.

La pequeña compañía ha presentado una demanda ante un tribunal de Maryland en la que acusa a Amazon de extorsión en la negociación de comisiones, con amenazar con hacer menos visibles los productos en la tienda online y de infringir una de sus patentes en el desarrollo de una funda para Kindle realizada por la propia Amazon.

M-Edge Accessories es una pequeña empresa, que fabrica, entre otros, complementos para el Kindle, como fundas. Desde 2009, cuentan con un contrato con Amazon por el que el gigante se lleva el 15% de los productos vendidos, margen que ha intentando ampliar en varias ocasiones posteriores, según denuncia la firma y recoge The Wall Street Journal.

Dado el elevado porcentaje de sus ingresos que llega desde Amazon, la compañía aceptó las nuevas condiciones en verano de 2010 -tras varias visitas amenazadoras, aseguran, de representantes de Amazon – lo que le ha supuesto un pago extra de 6,5 millones de dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor