Un frapuccino para llevar y… Angry Birds

Empresas

Rovio negocia con Starbucks para vender bienes asociados a su juego en las cafeterías de la compañía.

Rovio se está convirtiendo en un ejemplo maestro de como sacar el mayor partido de su producto de más éxito, Angry Birds. La compañía ya cuenta con unas cifras de facturación en merchandising admirables, siendo los peluches de los protagonistas del juego uno de los elementos que ofrecen una elevada rentabilidad.

Ahora, la compañía negocia con Starbucks, la cadena de cafeterías omnipresente en medio mundo, para llevar a sus mostradores bienes virtuales asociados a los pájaros enfadados. Wibe Wagemans, vicepresidente senior de Rovio, así lo ha confirmado en una entrevista, como recoge Bloomberg.

Poco más se sabe sobre el potencial acuerdo entre Starbucks y Rovio. La finlandesa vende cada mes un millón de peluches de los personajes de su popular juego, así que el éxito de la aventura podría parecer casi garantizado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor