Un ingeniero crea un anillo de titanio con LEDs que se encienden cuando su pareja está cerca

ComponentesWorkspace

Casi parece propio de Tony Stark: regalarle a tu chica un anillo de compromiso que se enciende cuanto te encuentras cerca de ella. Todo gracias a una imaginativa capacidad de aprovechar tus conocimientos de ingeniería y las indudables ventajas de los LEDs y la inducción magnética.

La parte sencilla es la del anillo, que además es lo que tiene que tiene que lucir la dama y tampoco la vamos a obligar a ir con un armatoste a cuestas.

Un elegante anillo de titanio con unas piedras semipreciosas en su parte superior… pero algunas de ellas tienen truco, y es que se trata de pequeños diodos LED. La parte más complicada es construir una especie de brazalete de inducción magnética, que el pretendiente, el ingeniero David Kokes, se coloca en el brazo oculto bajo la camisa al más puro estilo Iron Man.

Este brazalete actúa como emisor de las ondas que activarán los LED, y debido a las características de la transmisión de energía eléctrica mediante campos magnéticos (baja intensidad, corta distancia) sólo funcionará cuando el anillo se encuentre lo suficientemente cerca del brazalete.

El autor comenzó a desarrollar este proyecto en enero y lo ha terminado a tiempo para entregarle a su prometida el anillo este mismo mes, tras efectuar diversas pruebas y comprobar que todo funcionaba correctamente. De hecho, y por continuar con la comparación entre Kokes y las creaciones de Tony Stark, era la décima versión del anillo LED, lo que podríamos denominar Mark 10… y el proyecto aún no es el definitivo puesto que una vez que su amada queda sorprendida y conforme con la joya la idea es llevarla a un joyero para que realice uno idéntico pero con materiales algo más lujosos que el titanio.

vINQulo

Kokes

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor