Un juez federal califica la sanción a la ‘mártir del P2P’ como escandalosa

Cloud

Un juez federal estadounidense ha puesto algo de sentido común ante la demencial sentencia que condenó a Jammie Thomas-Rasset al pago de 1,92 millones dólares por compartir 24 canciones en Internet. El juez considera “escandaloso” el anterior fallo y establece una indemnización en los mínimos que marca la Ley, en total 54.000 dólares. Sigue siendo un disparate pero el “escarmiento” pretendido por la RIAA se va a quedar en mucho menos que lo que esperaba.

Más importante que la rebaja de la sanción son los argumentos esgrimidos por el juez Michael Davis: “Imponer una sanción de 1,92 millones dólares en concepto de daños y perjuicios por ‘robar’ 24 canciones para uso personal es simplemente escandaloso”. “La necesidad de la disuasión no puede justificar un veredicto que imponga casi dos millones de dólares por intercambio ilegal de 24 canciones”, estima el nuevo fallo.

Fallo todavía recurrible en un caso que se va extender hasta el infinito pero que está sacando a relucir las vergüenzas de las sociedades de autor y la estrategia de criminalización de los usuarios empleados como escarmiento para el resto de los internautas.

Ya os contamos que un prestigioso catedrático de derecho de la Universidad de Harvard se ha embarcado en una cruzada para que el Congreso estadounidense modifique una normativa a todas luces disparatada descompensada con el supuesto daño infringido.

Además, estos casos han llevado a músicos como Moby o la banda británica Radiohead a posicionarse en contra de la RIAA y las organizaciones de derechos de autor, de las que dicen sentir vergüenza ante la imagen que está dando la industria de la música y para las que piden su disolución.

vINQulos
WIRED

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor