Un mundo inalámbrico nos aguarda

Movilidad

El CES que se celebra durante estos días y del que nuestra casa está informando puntualmente en el blog Un espía en el CES está sirviendo para demostrar que las tecnologías actuales irán dejando de necesitar los cables. Ojalá.

Obviamente esa migración a tecnologías inalámbricas no afectará a todas de la misma forma, pero probablemente una de las tareas más molestas, las recargar las baterías de todo tipo de dispositivos, dejará de hacer necesario el uso de cables.

Es lo que prometen tecnologías como las recargas por inducción o una nueva idea llamada PowerBeam que será presentada en el CES y que convierte la electricidad en un rayo láser invisible que se emite como calor y que es recibido por una placa solar que lo vuelve a convertir en electricidad de nuevo.

vINQulos

The Guardian

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor