Las organizaciones españolas han adoptado ampliamente las API pero no obtienen todos sus beneficios

AppsMovilidad
1 2 No hay comentarios

Un estudio revela que solo el 36% de las empresas en nuestro país se sitúa en un nivel avanzado de soporte de las API.

Las empresas españolas han adoptado ampliamente las interfaces de programación de aplicaciones (API), lo que permite que las aplicaciones, móviles o webs accedan a datos y servicios a través de una red, incluyendo Internet.

Un estudio global patrocinado por CA Technologies ha puesto de manifiesto que las organizaciones nacionales utilizan de forma generalizada las API, elementos esenciales para el éxito en la economía de las aplicaciones, pero solo un pequeño grupo está preparado para aprovechar todos sus beneficios.

Según el informe, un 81% de las empresas españolas encuestadas utiliza las API para integrar sistemas de back office, el 75% para construir aplicaciones móviles y el 73% para construir aplicaciones web multifunción.

Poco más de un tercio de las organizaciones encuestadas (36%) tiene las capacidades necesarias para extraer el máximo valor de las API y maximizar así los resultados de su negocio.

“El mero hecho de utilizar las API no es suficiente. Al igual que ocurre con otros productos, las API han de ser creadas, gestionadas, controladas y aseguradas de la forma adecuada. Si esto no es así, pueden surgir problemas como los recientes incidentes de coches conectados o la conocida brecha de Snapchat hace dos años”, ha explicado Rahim Bhatia, director general, Developer Products de CA Technologies.

Pocos entrevistados españoles han afirmado haber superado los importantes retos relacionados con las API. Tan solo un 21% ha encontrado a los proveedores adecuados que ofrezcan conocimiento y ayuda, únicamente un 26% ha definido el valor de las API en términos de negocio y solo un 27% ha incorporado una masa crítica de desarrolladores en sus programas de API.

No obstante, las organizaciones españolas se sitúan en el grupo de cabeza del uso de las API en Europa.

Con un 36% de empresas que alcanza un nivel avanzado de soporte de las API, España se coloca por delante de países como Suiza (33%), Italia (26%) o Alemania (22%). Tan solo Gran Bretaña está por encima, con un 41%. En cuanto al resto de las organizaciones españolas, un 32% tiene el nivel básico y otro 32% el nivel limitado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor