Un trabajador de France Telecom se inmola a lo bonzo

Empresas

France Telecom no se libra de la sombra de la crisis de los suicidios vivida hace unos meses.

Ni el cambio de consejero delegado anticipado ni el nuevo plan para tener más a gusto a su plantilla ha frenado la tragedia. El último episodio es además especialmente trágico.

Un trabajador de la compañía, de 57 años, se ha inmolado a lo bonzo en el aparcadero de la sede de la compañía en las inmediaciones de Burdeos. “Vivía una movilidad mal aceptada y hay testimonios que atestiguan un sufrimiento moral en las últimas semanas”, han señalado fuentes sindicales a la agencia Reuters, tachando al suicidio de este empleado de un nuevo capítulo en la oleada de suicidios de la firma.

Aunque la compañía ha dado el problema por medianamente solucionado, los sindicatos no están conformes y señalan que se siguen produciendo suicidios en el seno de la empresa.

Las oficinas en las que estaba destacado el empleado fallecido contaban con departamento psicológico, una de las medidas que France Telecom puso en marcha para atajar la crisis.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor