Un trabajador de Google acaba traumatizado y no recibe apoyo de la empresa

Cloud

Un trabajador autónomo que fue contratado por Google para la monitorización de los contenidos inapropiados que llegan al buscador, ha acusado a la compañía de haberle dejado tirado cuando les pidió ayuda psicológica.

Según parece, el empleado independiente quedó traumatizado tras tener que revisar a diario imágenes con contenido muy desagradable que se enmarcaba en categorías como la bestialidad, las decapitaciones o la pornografía infantil.

El afectado explicó que al no ser un trabajador fijo de la plantilla, en Google decidieron prescindir de sus servicios y no se preocuparon por las secuelas que sufría después de haberse visto expuesto a ese contenido tan desagradable.

Solo en el campo de la pornografía infantil el profesional debía revisar a diario más de 15.000 fotografías, lo que sirve para hacerse una idea de lo mal que lo debió pasar al enfrentarse a ese tipo de contenidos.

Asimismo, el hombre ha señalado que el trabajo que realizaba pertenecía a una sección considerada el equivalente a un “club de lucha” sobre el que nadie hablaba en la empresa.

vINQulos

TechEye

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor