Un vistazo a las “tripas” de Surface revela que es más ultrabook que tablet

MovilidadPCTabletasWorkspace

Gracias a esos especialistas en desmontar cualquier nuevo dispositivo que aparece en el mercado ahora sabemos que el dispositivo de Microsoft tiene en realidad más de portátil ultradelgado que de tablet. Y que es muy complicado desmontarlo.

Basta con tenerlo en las manos para comprobar que su casi medio kilo de peso ya se aproxima más al de un portátil que al de un tablet, que suelen andar por la mitad de ese peso para el tamaño similar de unas 10 pulgadas de pantalla.

Si en su interior encontramos hardware del estilo de un procesador Intel Core i5 a 1,7 GHz con 4Gb de RAM, tarjeta gráfica dedicada con memoria DDR insistimos en la semejanza con los portátiles. E incluso se aproxima a la forma en que la propia Apple en su MacBook Air ha logrado convertir en una tarea titánica la de desmontar el dispositivo a base de, entre otras cosas, fijar la pantalla y la carcasa frontal del dispositivo al cuerpo del mismo con un potente adhesivo que hace imprescindible el uso de una pistola de calor para no romper nada si queremos hacerle una “autopsia” al Surface. Una tarea metódica y compleja que puede requerir más de una hora de paciente labor corriendo el riesgo, además, de dañar el dispositivo.

Por esta razón, y aunque en el enlace que ofrecemos al final del texto se puede asistir a la secuencia completa de desmontaje del tablet de Microsoft recomendamos no hacerlo ante la posibilidad de terminar con un bonito pisapapeles.

20130222-205125.jpg

Curiosamente, una vez desprendida la pantalla y expuesto el interior del Surface, todos los componentes restantes están fijados con tornillos y permiten un desmontaje más sencillo, pero es llamativa la excesiva cantidad de pequeños tornillos existentes, dándose además una cierta variedad de tamaños entre ellos, con lo que quien quiera proceder a trastear estas interioridades haría bien en llevar un escrupuloso catálogo de todos ellos.

Afortunadamente la batería no se encuentra soldada a la placa base sino atornillada, lo que facilita la labor de sustituirla si llega a darse algún problema con ella, con la única dificultad de eliminar el pegamento que la fija a la propia carcasa trasera de Surface.

vINQulo

Cnet

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor