Un chip australiano de 10 dólares dice revolucionar el mercado

Movilidad

El GiFi es un chip de silicio desarrollado en Melbourne que pretende revolucionar el mercado de transmisión inalámbrica entre dispositivos domésticos como televisores, teléfonos y DVDs.

Este pequeño transmisor es capaz de enviar información a través de una conexión inalámbrica, a una velocidad de 5 gigabits por segundo a distancias de hasta 10 metros. Con él, se podría enviar una película entera de alta definición desde una tienda de vídeo digital a un móvil en sólo unos segundos, y el teléfono podría después cargar la película en un ordenador o en una pantalla a la misma velocidad.

El “GiFi” no es sino un intento más de acceder al mercado de la transmisión inalámbrica de corta distancia, en el que la competencia es feroz en estos momentos. Según el profesor Stan Skafidas, responsable del equipo que lleva ya una década trabajando en este chip, lo que hace diferente a GiFi es que es el primero de estas características que funciona con tecnología CMOS (semiconductor complementario de óxido metálico), una técnica barata y muy extendida para la fabricación de circuitos integrados. El GiFi utiliza sólo una pequeña antena de un milímetro y menos de dos vatios de energía, y su coste de fabricación no superaría los 10 dólares.

Utiliza además el espectro de los 60 GHz, lo que le da una ventaja respecto a WiFi, que se mueve en un espectro ya muy saturado.

vINQulos
Sydney Morning Herald

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor