Un móvil que se recicla en una maceta

Movilidad

El museo de la ciencia de Londres abrirá a finales de marzo una exposición sobre tecnología móvil ecológica, mostrando, entre otros, teléfonos móviles que se biodegradan en un girasol y planchas de circuitos hechas de lasaña.

La exposición, titulada “Dead Ringers” (Idénticos), será inaugurada por el ministro de Medio Ambiente inglés, Ben Bradshaw. Según sus palabras: “tendemos a cambiar nuestros móviles sin pensar en lo que ocurre con los antiguos cuando ya no los necesitamos. Por eso, ¿qué deberíamos hacer con nuestros viejos móviles?, ¿qué pueden hacer los fabricantes para facilitar a la gente que compre cosas ecológicas?”

2006_1116.JPG

Científicos y fabricantes están buscando formas de diseñar teléfonos más ecológicos y entre sus ideas están las planchas hechas de plumas de pollo y teléfonos hechos con nuevos metales reciclables.

Sin embargo, el móvil de girasol es una de las estrellas de la muestra. Su carcasa lleva implantada semillas de girasol que hacen crecer esta planta obteniendo sus nutrientes adicionales de la carcasa biodegradable del móvil.

Este diseño único, un sueño de los investigadores de la Universidad de Warwick y fabricado con materiales de la compañía PVAXX, está listo para la venta y debería suponer una alternativa para los más ecológicos que deseen plantar su móvil en el jardín cuando ya no lo utilicen.

Los móviles son diseñados para que duren 10 años, aunque la gente tiende a cambiarlos cada dieciocho meses aproximadamente.

En la exposición también participa Nokia, con nuevas baterías biodegradables.

Más información aquí.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor