Un operador belga venderá desde el viernes el nuevo iPhone liberado

Movilidad

El grupo de telefonía móvil Mobistar SA empezará a vender en Bélgica, desde mañana, el iPhone 3G de Apple con la particularidad de que será uno de los pocos países europeos que ofrecerá esta opción.

La ley belga prohíbe vender móviles con tarjeta SIM restringida a un solo operador, por lo que los usuarios de este país pagan un alto precio por sus móviles. La versión de 8 gigas del iPhone 3G costará 525 euros y la de 16 gigas, 615 euros.

En Alemania y Holanda, el iPhone 3G sólo cuesta un euro porque la operadora exige a los clientes un contrato de suscripción de dos años. T-Mobile pide 120 euros durante los tres primeros meses. Después, te ofrecerá el móvil liberado tras un año, pero el contrato de dos años con T-Mobile no podrá ser cancelado antes de ese tiempo.

Algunas páginas web han empezado ya a ofrecer pequeñas cantidades de iPhones 3G liberados, con el firmware 1.1.4 y la promesa de poder actualizarlo de forma gratuita a la versión 2.0.

vINQulos
The Register

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor