Un pedófilo cibernético, encarcelado de forma indefinida

Cloud

La policía inglesa le capturó utilizando una página de abuso sexual infantil como cebo.

Policías camuflados pusieron un anuncio en esta página falsa en el que solicitaban un voluntario para hacerse cargo de la gestión de las imágenes ilegales.

Un técnico informático, Gordon McIntosh, habitante de Herfordshire (cercano a Londres), se ofreció a hacer el trabajo y cuál no sería su sorpresa al descubrir que había caído en una trampa de la policía. El tipo tenía en el ordenador unas 1.500 fotografías indecentes y vídeos de niños y bebés de los que se abusaba sexualmente.

McIntosh ha sido encarcelado hoy por un período indefinido, tras admitir haber producido, distribuido y poseído imágenes de niños ilegales.

La detective jefe Liz Hanlon dijo a la prensa que “la página web falsa ha sido cerrada por el momento, pero que es una táctica que vamos a volver a utilizar. La gente tiene muy mala memoria”.

“En cuanto alguien utilice esta página lo encontraremos. Siempre que se utiliza un ordenador se deja un rastro”.

Traducción de Diana Delgado de un artículo de Paul Hales del 29 de junio de 2007.

vINQulos
Noticia original

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor