Un verano complicado deja un septiembre difícil

EmpresasOperadoresRedes

La vuelta de las vacaciones obligará a las principales empresas TIC a retomar los problemas olvidados a principios de verano y a asumir nuevas crisis.

El uno de septiembre es el día oficial de la vuelta de vacaciones. Las principales empresas del sector retoman el trabajo formal y tendrán que empezar a afrontar los principales problemas que dejaron olvidados con la llegada del calor y asumir otros nuevos surgidos en la parada vacacional.

El primer inconveniente y sin duda el más grave a nivel general es la crisis económica general, confirmada ya en España por la Administración. Las cifras de consumo de los meses de verano y los datos de PIB e inflación hechos públicos a finales de agosto no ayudan a levantar los ánimos, aunque el sector TIC sea el que sale menos perjudicado en estas caídas.

La crisis general es más grave en el sector de las telecomunicaciones, que se enfrenta a problemas propios además de a los comunes. Tras el anuncio de los malos resultados de Vodafone a principios de verano, las malas noticias fueron sucediéndose en el seno de las principales operadoras europeas. Las caídas en bolsa, como sucedió con la española Jazztel, fueron la tónica dominante del sector.

Telecom Italia sufre una caída de sus beneficios altamente alarmante, que arrastra con ella a otras grandes del sector, como Telefónica. El gigante español es el accionista al que nadie deja comer, impidiendo el Gobierno transalpino y los demás socios que la compañía se haga con el control total de la firma. Quizás Telefónica tuviese éxito en su saneamiento o quizás no, pero por lo de pronto tiene que sufrir únicamente las consecuencias de la mala gestión de su aventura italiana y afrontar la posible revisitación (a la baja) del valor de las acciones que detenta.

Pero la italiana no está sola. Telekom Austria podría no sólo despedir a más de 1.700 empleados por su mala situación financiera sino que además ya ha abierto la puerta a ser comprada por cualquiera de los grandes de la competencia. La asociación sería “una gran oportunidad de crecimiento y creación de valor”.

Y, mientras, el Parlamento europeo prepara la nueva normativa para el sector, el ‘Paquete Telecom’, que regulará tarifas, condiciones y competencia en comunicación electrónica.

Nombramientos
Septiembre será también el mes de puesta de largo efectiva de los nuevos directivos que se incorporaron a las empresas durante el verano. Los meses de julio y agosto han sido tranquilos, lo que permite prever un auge de la actividad con la llegada del otoño.

Steve Ballmer tendrá, por tanto, que demostrar que está a la altura de Bill Gates, que dejó en sus manos la presidencia de Microsoft el pasado 30 de junio. Gates deja una empresa saneada y fuerte, que el nuevo presidente recibe en un mercado más complicado y difícil que el que tuvo que afrontar su predecesor.
 


Los cambios en el organigrama de Microsoft no afectan únicamente a la central. María Garaña es, desde junio, la nueva dirigente de la división española del gigante del software, asumiendo un puesto en el que Rosa García dejó el listón muy alto.
 

Otra de las grandes del sector verá como su directiva es analizada con lupa. Yahoo! renovó a Jerry Yang al frente de la nave en agosto. El tiempo dirá si el nuevo voto de confianza a Yang ha sido una buena idea para salir de la situación complicada en la que encuentra sumido el buscador.

En otra de las divisiones del sector, el fabricante de equipos Alcatel Lucent protagonizará el nombramiento más esperado de la nueva temporada. Tras la salida estrepitosa de sus principales responsables, Serge Tchruk y Patricia Russo, las quinielas se suceden sobre quien se hará cargo de la compañía una vez que se acabe el verano.

Política
La política inmediata interesa también al sector. Las elecciones del 4 de noviembre en EEUU no sólo dirimirán quien gobernará de facto el mundo en los próximos años, sino que también enfrentarán a un político de la vieja escuela con uno de la nueva, que conoce y se preocupa por las nuevas tecnologías.

Barack Obama incluyó desde un primer momento en su discurso electoral materias como la ciberdefensa y utilizó desde que empezó su lucha por la candidatura demócrata las principales herramientas de Internet como arma de comunicación.

En Europa, el inicio de un nuevo curso parlamentario tras el parón de agosto llevará a los eurodiputados a retomar el debate sobre el Tratado de Lisboa. El rechazo de este acuerdo impediría a la Unión contar con leyes unificadas en materias clave como protección de datos, seguridad o investigación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor