Una cuarta parte de los trabajadores españoles ha eliminado o perdido datos de su empresa por error

Seguridad

Este domingo se celebra el Día Mundial de la Copia de Seguridad, ¿está tu empresa preparada para recuperar su información en caso de pérdida, robo o deterioro de la misma?

En un par de días, el próximo domingo 31 de marzo, se celebra el Día Mundial de la Copia de Seguridad. Esta efeméride intenta concienciar a usuarios y empresas de todo el mundo para que apliquen protocolos de seguridad y dispongan de técnicas de backup que les permitan recuperar su datos en caso de pérdida, robo o incluso deterioro por diversas causas.

Y es que el riesgo siempre está presente. Según una encuesta realizada por Kroll Ontrack, el 26% de los empleados españoles reconoce haber perdido o eliminado involuntariamente datos de la organización para la que trabajan.

Tras producirse el desastre, más de la mitad de los afectados (un 56%) acudió al personal de TI de su empresa para recuperar la información. Sin embargo, otro cuantioso 20% desconoce qué hizo su empresa para salvar los datos, y sólo un 4% tiene la certeza de que finalmente se contactó con un proveedor especializado para rescatarlos.

Y es que las técnicas empleadas para enfrentarse a este tipo de problemas no están muy bien definidas. Mientras seis de cada diez personas encuestadas creen que en su ámbito laboral se realizan todas las copias de seguridad necesarias para proteger los datos que manejan a diario, un 27% reconoce que su compañía no realiza copias de toda la información que gestiona. ¿Por ejemplo? De aquella que se guarda en dispositivos personales.

El porcentaje es especialmente preocupante si se tiene en cuenta que los dispositivos móviles son la opción preferida por un 30% de los españoles para almacenar información empresarial. Y que tanto portátiles como tabletas y smartphones personales consiguen duplicar a los dispositivos móviles empresariales como soporte favorito de almacenamiento, debido a la expansión por las oficinas de nuestro país del fenómeno BYOD o “Bring Your Own Device”.

El estudio de Kroll Ontrack también refleja otras tendencias, como que el 34% de empleados utiliza medios extraíbles tipo USB, discos duros externos o CD, mientras que el uso de cloud computing es usado por un 14% como medio adicional.

“La información es uno de los activos más valiosos en una empresa. Y por lo general, sólo existe una oportunidad para volver a disponer de los datos perdidos o eliminados involuntariamente”, dice Nicholas Green, director general de Kroll Ontrack Iberia. “Nuestra recomendación es que los directores de tecnología diseñen un mapa de sus datos, con la localización de las máquinas físicas o virtuales, sus nombres, y los responsables de cada información, para reducir riesgos de pérdidas o borrados accidentales y proteger la información independientemente de dónde se encuentre almacenada”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor