Una empresa cortada en dos

Empresas

eBay, HP y Symantec comparten estrategia de negocios: dividirse en dos para sobrevivir al futuro. ¿Les saldrá bien la jugada?

La unión no siempre hace la fuerza, a veces es mejor cortar por lo sano… en dos partes, diferenciadas, independientes y más manejables. Ocurre en la vida y en el plano laboral. Es algo que se puede aplicar, sin duda alguna, a las propias empresas. Por ejemplo, es posible que con el paso del tiempo y los azotes de la competencia sus gestores se encuentren con un agujero inasumible o una deuda “irreconducible” en las cuentas, por más soluciones que se hayan puesto a prueba, y opten como salida final por la venta de parte de los activos. O puede, desde otro extremo mucho más positivo, que el potencial de un negocio se dispare de tal forma que acabe eclipsando y acaparando para sí solo aquellos recursos de los que también tiran las demás divisiones. En este segundo caso es factible una nueva escisión, otra vez por el bien común.

Son situaciones que ocurren. De hecho, estos días el tema de la división en dos empresas totalmente autónomas de compañías que llevan años presentándose ante el público como un bloque unido se está convirtiendo casi, casi, en tendencia. Coincidan o no en el área de negocios de su especialidad y en los propios motivos, en todos los anuncios de separación a los que hemos asistido hasta la fecha se hace referencia a palabras clave como el crecimiento y la flexibilidad. Y, por supuesto, se deja claro el filón de valor añadido para los accionistas con la cotización en Bolsa por separado.

eBay deja libre a PayPal

Una de las últimas compañías en dar la sorpresa ha sido eBay que, doce años después de absorber PayPal, esa maravilla del comercio electrónico en la que estuvieron implicadas mentes tan reputadas como las de Elon Musk, Reid Hoffman, Max Levchin, Peter Thiel, Jeremy Stoppelman, Steve Chen o Chad Hurley, ha decidido devolverle la independencia. No sucederá de forma inmediata, sino a partir de la segunda mitad del año 2015. Más allá de la reorganización a nivel directivo, incluyendo el nombramiento de Dan Schulman, ex de AT&T, Priceline and Virgin Mobile y American Express, como presidente y CEO de la nueva PayPal, se espera que la creación de dos empresas independientes traiga ventajas competitivas para ambas.

En el momento de la adquisición, PayPal fue señalada como “una extensión natural de la plataforma comercial de eBay” para tejer un gran mercado online, así que eBay clausuró su propio servicio de pagos, eBay Payments by Billpoint. Ahora, sus responsables han llegado a la conclusión de que el beneficio recíproco de la relación entre ambas está a punto de agotarse, aunque “eBay es una plataforma de comercio global líder que se ha beneficiado de PayPal, y PayPal es un líder de pagos global fuerte y de rápido crecimiento, ya que ha sido parte de eBay”. El mundo de los pagos electrónicos (contando los móviles) está en pleno apogeo, con el surgimiento de contendientes jóvenes pero descarados como Square y moviendo miles de millones de euros, unos 14.400 millones sólo en España. Parece evidente que hay que adaptarse a los cambios.

El todavía CEO de eBay, John Donahoe cree que “eBay y PayPal serán más ingeniosas y fuertes, más centradas y competitivas como empresas independientes líderes en sus respectivos mercados”. Por separado deberían ser capaces de “perseguir nuevas oportunidades de mercado y de asociación” con mayor solvencia. Es natural que internamente se invoque al éxito, pero es que incluso desde fuera pronostican lo mismo. El analista de Ovum, Eden Zoller, considera que esta decisión es realmente “inteligente” y “beneficiará al proveedor de pagos” sobre todo. “Los ingresos de PayPal aún no son tan grandes como los de eBay“, dice al comparar los 7.200 millones de dólares de PayPal con los 9.900 millones de eBay, “pero la brecha se está cerrando y PayPal es el negocio de más rápido crecimiento”.

“Una PayPal independiente debería ser capaz de moverse con mayor rapidez e innovar de forma más aguda, lo cual es importante dado que el proveedor de pagos se enfrenta a una competencia creciente en todos los frentes”, continúa Zoller, metiendo en la ecuación justificadora a Apple, que acaba de sacar Apple Pay y que “tiene 800 millones de cuentas de iTunes en su expediente en comparación con los 152 millones de cuentas activas de PayPal”. Lo lógico sería que PayPal apueste fuerte por la esfera móvil.

HP invoca a Apotheker

Irónicamente, Hewlett-Packard ha tomado el guante de eBay y PayPal, siendo la siguiente en anunciar separación de negocios, donde los ordenadores tendrán un papel protagonista. Decimos irónicamente porque su anterior CEO, Léo Apotheker ya se había sentido tentado a emprender una cirugía de este tipo durante su etapa en la dirección de HP, aunque optando directamente por la venta de la división de PC al mejor postor. La era post-PC podría tener algo que ver en el cambio de parecer, pero también el propio proceso de reestructuración en el que está inmersa la compañía californiana y que se ha dejado por el camino unos cuantos puestos de trabajo. Y, cómo no, la obligación de superar ciertos retos.

Uno de estos retos es recuperar el terreno perdido. Aunque la parte pura de PC e Impresión, que es precisamente la que se estabilizará como la nueva HP frente a la HP Enterprise de la Infraestructura, el Software y los Servicios, ha conseguido aportar más de 14.200 millones de dólares a las arcas de la organización durante el último trimestre que se ha contabilizado, casi la mitad de toda la facturación, sus computadoras ya no son las más vendidas a nivel mundial. Lenovo es a día de hoy, y desde hace más de un año, la marca favorita de los usuarios. Esto por no hablar del peso de lo móvil y la irrupción de nuevas formas de consumo, con las impresoras 3D. Lo bueno es que HP lo sabe y está dispuesta a luchar, “inventando tecnología que fortalezca a la gente para crear, interactuar e inspirar como nunca antes”, según Dion Weisler, que ha sido elegido como presidente y CEO de HP Inc.

“Los clientes están buscando la innovación para facilitar fuerzas de trabajo que son más móviles, conectadas y productivas al mismo tiempo que permiten una experiencia integrada en el trabajo y el juego”, reconoce Weisler. Mientras, la cabeza reconocible de HP, Meg Whitman, ha querido recordar que el “trabajo [acometido] durante los últimos tres años ha fortalecido de manera significativa nuestros negocios principales hasta el punto de que podemos lanzarnos más agresivamente tras las oportunidades creadas por un mercado que cambia rápidamente” y destinar a cada empresa “el enfoque, los recursos financieros” y demás requisitos para medrar. El futuro de los PCs puede considerarse incierto pero el de otros productos como los servidores, donde HP lidera, o servicios pujantes como el cloud y el Big Data pinta bonito. Veremos si HP aprovecha su oportunidad y lo haremos a partir del plazo de un año. El divorcio no se concretará hasta finales de 2015.

Symantec, la seguridad y el almacenamiento

Por esas mismas fechas, en diciembre del año que viene, debería haberse completado ya la división de Symantec en empresa de Seguridad y empresa de Information Management, ya que ha quedado “patente que ganar tanto en la seguridad como en la gestión de la información requiere de estrategias diferentes, inversiones específicas e innovación que llegue al mercado”, de acuerdo con las propias palabras del presidente y CEO de Symantec, Michael A. Brown, al comunicar la decisión. Brown apenas lleva unos meses en el cargo y la idea es que continúe en él, cediendo la batuta de la gestión informativa a John Gannon y Don Rath. “Dar este paso decisivo permitirá a cada negocio maximizar su potencial”, cree el director ejecutivo. “Ambas empresas tendrán escala operativa y financiera sustancial para prosperar”.

El caso es que el panorama reciente en Symantec no lucía demasiado amable y toda propuesta de mejora es bien recibida. En marzo despidió a Steve Bennett, la compra de la tecnología de almacenamiento de Veritas no habría dado, al parecer, los frutos esperados y el negocio de protección y almacenamiento de documentos se quedaría a unos cuantos cientos de millones de distancia de la unidad de seguridad, más provechosa. Pese a sus esfuerzos, incluso habría visto caídas en las ventas. Al igual que ocurre con HP, una de sus grandes bestias negras es el trasvase del interés de los consumidores desde el escritorio a opciones más móviles. Lo interesante ahora es dirimir si mantendrán su estatus como compañías respetadas dentro de la industria o aceptarán alguna oferta de adquisición jugosa.

Además de estar rondando quinielas con los nombres de los posibles pujadores, la industria también se tantea la posibilidad de que más compañías tomen nota del ejemplo establecido previamente por eBay, HP y Symantec. ¿Será Cisco la próxima empresa en anunciar su separación en dos? ¿Quizás EMC, liberando a VMware? ¿Qué tal IBM, Sony, Citrix o Xerox? ¿Alguien tiene un candidato en mente?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor