Una fotosíntesis de acero y hormigón

CloudPaaS

Siemens supera la integración parcial para cada disciplina domótica con Desigo CC 2.1, una plataforma abierta y estándar de gestión centralizada.

Si el mundo está cambiando, Siemens podría añadir “¡y más que va a cambiar!”. La transformación digital está en marcha, y sin duda la tecnología media en llevar a cabo esa transformación a buen fin, aunque sin la participación conjunta de desarrolladores, integradores, comercializadoras, empresas, usuarios… y habitantes, no será posible extenderla.

Hoy día la mitad de la población del planeta vive ya en ciudades, que si bien algunos pensadores argumentan que ayudan a compartir costes (de canalización de suministros, de recogida de basuras y residuos, de concentración de servicios sanitarios y educativos, de rentabilizar la densidad demográfica por metro cuadrado…), está claro que son unos costes que no existían hasta hace muy poco tiempo en centenas de miles de aldeas más o menos autosuficientes. Y la tendencia es que en 2050 sea ya el 70% de la población urbanita, donde 37 megápolis concentrarán más población que muchos países enteros.

Toda política encaminada a la racionalización de los recursos, a buscar la eficiencia de su consumo y la sostenibilidad de su aprovisionamiento, será bienvenida. La tecnología, el Internet de las Cosas, la domótica y el smart grid (distribución descentralizada) son componentes que hay que ir aprendiendo a gestionar de forma cabal y automatizada. Es ahí donde una empresa como Siemens, con más de 165 años a sus espaldas, tiene mucho que ofrecer. “Nosotros somos una empresa de tecnología real”, señala Rosa García, su presidenta en España. “Fuimos de las primeras en hacer Business-to-Society, esto es, poner la tecnología al servicio de la sociedad. Hoy somos capaces de dar respuestas a los cinco principales desafíos de la humanidad: la digitalización, la globalización, la urbanización, el cambio demográfico y el cambio climático”.

Estas macro tendencias proporcionan unas magnitudes en escala planetaria que son un verdadero reto: cada año se duplica la cantidad de datos almacenados (y se multiplican por millones el número de sensores), habrá ya unos 40 Zetabytes. El comercio mundial se ha multiplicado por tres en lo que va de siglo, y cuando China estornuda, el resto del mundo se constipa. La pirámide poblacional será pronto un cubo, habrá tantos jubilados como chavales menores de 15 años cuando lleguemos a los 10.000 millones de habitantes y la esperanza de vida sea de 82 años. Todo ello acarrea una factura desmesurada con la más alta concentración de CO2 en 800.000 años.

 

Siemens presenta en España la versión 2.1 de su plataforma de gestión unificada para edificios inteligentes Desigo CC. Y es que para Rosa García, el cambio debe ser casa a casa. “El edificio deja de ser un elemento pasivo y pasa a tener un papel activo fundamental. La autogestión y la nivelación del debe y el haber crea una nueva categoría de ‘prosumers’, consumidores y productores a la vez. Consumen energía, producen energía, están conectados a la red de manera bidireccional, el superavit se ingresa, el déficit se paga… un modelo sostenible per sé. Es lo que llamamos green leaf, facilitar la detección de operaciones ineficientes de un vistazo. Los edificios son las células vivas de este nuevo modelo de smart city, porque un edificio inteligente bien gestionado es capaz de ahorrar hasta un 30% de la energía que malgasta. El 41% del gasto energético en las ciudades europeas se debe a sus edificios, que además son responsables del 20% de las emisiones de CO2. Pero no se trata solo de inteligencia, también de resilencia: hay que ayudar a asegurar que los edificios sean más confortables para sus usuarios y más resistentes ante desastres o intrusiones para sus propietarios, perdurables en el tiempo y rentables”.

Se acabó la integración ‘espagueti’

Hospitales, ministerios, centros de negocio, sedes corporativas, campus universitarios, grandes fábricas, centrales energéticas… esos son sus primeros objetivos, “pero Desigo CC es escalable y puede utilizarse tanto en edificios pequeños y sencillos como en infraestructuras más grandes y complejas”, señala Jesús María Daza, director general de la División Building Technologies de Siemens España. “Actualmente estamos en una fase de uso razonablemente inteligente de la domótica, pero nuestra aspiración es llegar a la gestión integrada digital de todos los subsistemas que componen sus diversas disciplinas: calefacción, ventilación, climatización, protección contra incendios, seguridad perimetral, control de accesos, energía, ascensores, iluminación, persianas y toldos, parking, riego… Necesitamos contar con un sistema avanzado capaz de reducir el consumo y aumentar la eficiencia, capaz de eliminar falsas alarmas y evitar daños mayores en caso de incendio o entrada de intrusos”.

Jesús María Daza
Jesús María Daza

Una monitorización 24 x 365 capaz de extraer inteligencia de los datos y de combinar información de los distintos sistemas proporcionará un mayor confort a los inquilinos y seguramente un incremento de su productividad. El análisis de datos ciertos y fiables permitirá adelantarse a las necesidades, poner en marcha acciones correctivas inmediatas, programar sesiones de mantenimiento preventivo en vez de reactivo y asegurar la disponibilidad de todos los elementos del edificio sin interrupciones. “Visualizar en tiempo real las diversas magnitudes en un mismo sistema, pues no es lo mismo los datos que suministra un detector de humos que las imágenes de una videocámara, favorece la operación de acciones combinadas que permite la explotación de sinergias y posibilita establecer calendarios, informes de tendencias y alertas dinámicas en todo momento para maximizar la vida útil de las instalaciones y minimizar sus tiempos muertos”, añade Daza.

La primera versión de la plataforma Desigo CC comenzó a operar en el mercado norteamericano hace sólo dos años. La 2.1 se introdujo de manera piloto primero en Alemania, Austria e Italia durante 2015, y ahora ya se anuncia en España, donde de momento hay cuatro instalaciones programadas, una de ellas entregada en su primera fase: un laboratorio, un hospital y dos edificios de oficinas. “Si bien disponemos de software específico para diversos sectores industriales (papeleras, cementeras, metalúrgica, automoción…) centrados en los campos de la electrificación, la automatización y la digitalización en la llamada Industria 4.0, Desigo CC está pensado exclusivamente para la gestión de edificaciones (aunque puede integrarse desde la elaboración de planos hasta la construcción, permitiendo realizar modificaciones e ingeniería remota), y se comercializará por venta de licencias en función del número de los puntos de arranque de señal a gestionar. Por ahora no tenemos contemplada fórmulas como el pago por uso, pero sí puede tratarse de una compra financiada a través de Siemens Renting”.

El manejo se realiza en un puesto centralizado a través de un navegador intuitivo, que también puede gestionarse remotamente vía app desde un smartphone o tablet. El sistema proporciona una visión panorámica organizada de forma jerárquica, con información relevante en cada contexto y acceso directo a las funciones, aunque también se puede configurar la interfaz para que sólo se muestre la información deseada o limitar la ejecución de funciones en función de cada rol o responsabilidad. La información viaja encriptada, y el sistema soporta integración de firewalls y DMZ, software firmado y certificados Trust Center de Verisign. Un sistema abierto por capas independiente de terceros fabricantes permite la integración de la mayoría de protocolos, pasarelas y buses del mercado: BACnet, Modbus, KNX, Dali, M-bus, SNMP, Onvif, OPC… para trabajar todo el sistema de una manera unificada, pues hasta ahora la integración era muy parcial y cara de mantener.

Actualmente está disponible en 18 idiomas, pudiéndose instalar cuatro de manera simultánea. Es compatible con Windows Server y SQL, y en cliente hasta la versión 8.1, no estando disponible Windows 10 hasta la próxima versión. “De todos modos, se puede conectar hacia abajo y hacia arriba para poder explotar datos de valor. Hasta ahora la información moría en el sistema, pero ahora podemos mover ficheros hasta el ERP SAP o Navision de la empresa, integrándola incluso en el sistema de reserva de salas, para preparar su climatización, o la zona de comedor en las horas de más uso, pues se pueden programas acciones de ambientes por bloques. Aún no está en nuestro scoope desarrollar un sistema de análisis de big data, aunque todo llegará”.

Hay que empezar a sentar las bases de una racionalización de los recursos y crecimiento sostenible, sin duda; además de algún plan B en alguna otra parte de la galaxia.