Una historia de éxito que empezó al otro lado del telón de acero

EmpresasSeguridad

ESET tiene ya unos ingresos de 137 millones de euros y una plantilla mundial de 700 empleados.

Especial desde Bratislava

Son segundos en el mercado español por cuota y mantienen una posición bastante interesante en el mercado global: y todo lo hacen desde una capital no muy habitual cuando se habla del mundo de las nuevas tecnologías. ESET, compañía especializada en seguridad, es una firma “100% eslovaca”, cuyos cuarteles generales se sitúan en la capital del país, Bratislava.

A orillas – literales – del Danubio, la firma se ha convertido en la primera firma completamente global de la república centroeuropea y en el destino en el que todo especialista informático del país quiere trabajar.  La firma ha conseguido ser el galardón como la mejor empresa para trabajar del país y han pasado de una plantilla de menos de 200 empleados hace dos años a 380 en octubre de este año en sus cuarteles generales, y creciendo. En todo el mundo, ESET cuenta con 700 empleados directos.

La compañía ha conseguido mantenerse, por décimo año consecutivo, en la lista de las 50 firmas de más rápido crecimiento en Europa Central elaborada por Deloitte. En el período 2006 a 2011, ESET ha crecido un 303%, lo que la sitúa en el puesto 46 del listado. En ediciones anteriores, la empresa ha conseguido situarse en puestos incluso más elevados de la tabla, con crecimientos de hasta el 1.721%.

En 2010, ESET cerró el año con unos ingresos de 137 millones de euros (en estas cifras sólo se tienen en cuenta los ingresos de la firma y no los de sus distribuidores), ha alcanzado los 107 millones de usuarios y se ha situado en un 9,2% de cuota de mercado mundial combinada entre sus productos ESS y NOD32.

La firma es un clásico caso de éxito de empresa nacida en un garaje, aunque con una peculiaridad histórica. En 1987, Peter Pasko y Miroslav Trnka descubrieron uno de los primeros virus informáticos, al que bautizaron como Vienna y desarrollaron un programa para su detención. Si Vienna existía, tendría que haber más programas maliciosos. Su primer programa antivirus estaba a punto de nacer, bautizado además con un nombre que hacía referencia a un programa muy conocido entonces de la televisión checoslovaca (NOD: siglas para Hospital de las Afueras del Disco, en eslovaco, en referencia a una muy popular serie entonces ambientada en un hospital).

Pasko y Trnka había iniciado sus trabajos en Bratislava, entonces la segunda ciudad más importante de Checoslovaquia. El muro de Berlín aún no había caído y los dos emprendedores estaban todavía en un país comunista, en el que el montar una empresa privada de seguridad online podía ser un producto de ciencia ficción. Aunque Pasko y Trnka empezaron a investigar el mundo del malware a finales de los 80, no montaron su empresa hasta 1992, cuando se constituyó ESET en Bratislava.

La compañía tiene ahora cuatro centros regionales: San Diego, Buenos Aires, Singapur y Bratislava, donde también están sus cuarteles generales. Además, cuenta con nueve centros de investigación y desarrollo, repartidos por todo el mundo. Buenos Aires, San Diego, Montreal, Praga, Bratislava, Kosice, Cracovia, Moscú y Singapur acogen los centros de investigación del gigante eslovaco. España es su séptimo mercado por número de usuarios. En el país, la compañía funciona utilizando un único distribuidor exclusivo, la firma valenciana Ontinet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor